El payaso y el engendro || Reflexión.





Hay un tipo de persona depresiva y triste a la que tus palabras de aliento no ayudan en absoluto. Es más, estas personas sienten rabia al oir tus palabras edulcoradas de salvación, ánimo y arcoíris. En ellos el mayor dolor es darse cuenta que tú no compartes su tristeza sino que tratas de tranquilizarle desde la acera resplandeciente de tu sabiduría aprendida en libros de Osho, en las constelaciones familiares que hiciste hace unos meses atrás o en las reuniones de té con tus colegas de Yoga.

El engendro de tristeza y desolación que tienes frente a ti es mucho más astuto y sabe muy bien la liviandad de tus conocimientos, la superficialidad de tu sonrisa que desaparece cuando le das la limonsa de cariño y te vas a casa a rezar o cantar mantras frente a tu altar lleno de pegatinas de la virgen, santo o gurú de turno y específico para el tipo de creencia que profeses. El engendro detecta tu actitud estúpidamente condescendiente y pasa de su llorona autocompasión a la ira, transformando su discurso terrible y lamentable en un conjunto de frases irónicas destinadas a desnudarte y enfrentarte con tu vacías ganas de ayudar.

Cuando la confrontación entre el doliente y tus ganas de ayudar se extinguen, descubres tu verdadero rostro oculto detrás de tu libros de autoayuda, tu filosofía espiritual, tus mantras y tus kines mayas. Descubres quién es realmente el engendro y quién el payaso.


¿Quién eres tú ahora?



Créditos de la imagen:
Autor: Eolo Perfido.
Detalles técnicos: La foto pertenece a la Serie Clownville, dedicada al retrato fotográfico de payasos grotescos y terroríficos, algo que obsesionaba a Eolo.
Web del autor: http://eoloperfido.com/












0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.