Plan de Almas || Perspectiva sobre el amor y el dolor.





Existe una pregunta que habitualmente se presenta en el camino espiritual y que guarda relación al porqué algunos seres humanos parecen venir con una mala estrella a este mundo. Desde ese cuestionamiento se desprenden más preguntas tales como ¿Porqué algunos parecen tener un destino trágico? ¿Por qué la vida muestra tanta injusticia en la repartición de bendiciones? ¿Porqué mueren bebés de muerte súbita? ¿Qué sentido tiene el nacer con una determinada enfermedad? ¿Porqué algunos parecen experimentar el mundo sin problema alguno y otros parecieran que nacieron para sufrir?

MI PERSPECTIVA 

Yo creo que hemos venido a este planeta con un destino escrito por nosotros mismos y que luego se puede re-escribir (en parte) en un nivel de conciencia superior para aprender y enriquecer nuestra experiencia como almas. Si yo aplico este marco teórico a las preguntas mencionadas más arriba la respuesta a porqué hay personas que parecen nacer con dificultades sería la siguiente: son las mismas personas en un nivel muy profundo de su alma las que deciden pasar por esas experiencias para extraer de ellas una lección o bien participar del guión de otros para ayudarles a cumplir su propio aprendizaje.

Ejemplo:

Una madre da a luz un hijo con síndrome de down y esto más que una tragedia es un hermoso acuerdo espiritual entre esa madre (alma cumpliendo un papel maternal) y el niño (alma cumpliendo el papel de chico síndrome de down) para llevar a cabo un plan de aprendizaje que consiste en experimentar aquí en la tierra todas las sensaciones relacionadas a esta relación madre e hijo con síndrome de down. De la misma forma una persona que sufre de una enfermedad mortal en un nivel muy profundo ha decidido pasar por esa experiencia para aprender de ella y participar del guión de su familia que seguramente ha firmado un pacto (espiritual o de conciencia) para experimentar el qué se siente tener a un familiar que se muere de una enfermedad. De esta forma los acuerdos espirituales ponen un traje o disfraz a las almas, las cuales se meten en el papel requerido (madre, familiar enfermo o hijo síndrome de down) para llevar a cabo el proceso de aprendizaje de todas las almas en conjunto. Visto así no hay injusticia en ningún evento o suceso de la vida sino un milimétrico orden en dónde todas las almas pueden experimentar lo que quieren en colaboración y solidaridad.

Ahora bien, cuando estamos muy unidos a nuestro disfraz o traje no logramos desmarcarnos de nuestro personaje y experimentamos la vida sin reconocer el plan de aprendizaje y sin asumir que hay algo que aprender de todo esto, lo que nos lleva a renegar de la vida y el destino porque no entendemos como es posible que exista la maldad, la injusticia y la tristeza en este mundo. Este pensamiento aparece porque no entendemos que el sufrimiento es también un aprendizaje de alma. Se podría decir que hemos sido devorados por el personaje que estamos representando.

Cuando se comprende que existe un plan de almas dirigido a aprender o experimentar cosas buenas o malas se comprende que somos más que el disfraz o papel que nos ha tocado representar en esta vida y comenzamos a mirar las cosas desde otra perspectiva, en dónde incluso el peor dolor tiene sentido y puede ser un gesto de amor si existe para ayudar a otros a experimentar lo que su alma pide. Ese es el punto en dónde dejamos de mirar con los ojos del traje o disfraz y comenzamos a mirar la experiencia en esta tierra como almas conscientes. En ese momento de lucidez el alma puede decidir si desea o no seguir experimentando lo que una vez decidió en un nivel espiritual superior, cambiando o no el guión original.

Es importante aclarar que todo lo anterior es una teoría y algo que yo he decidido creer porque hay algo en mi que resuena con todo eso. Nadie ha logrado confirmar ni desmentir que esto sea así. De la misma forma nadie ha logrado descifrar el cómo funciona el destino o como se desenvuelven espiritualmente nuestras experiencias en esta tierra. Por lo mismo queda a discreción y libertad individual lo que cada cual quiera creer. Algunos considerarán que el dolor y las peores tragedias de este mundo son una maldición e injusticia mientras que otros verán que el dolor y los peor de este mundo forma parte de un plan amoroso destinado a participar de un guión divino que consiste en ayudar a otros a experimentar lo que desearon una vez en lo más profundo de su alma.

A fin de cuentas creo que todo es una cuestión de elección y el cómo construyamos nuestra vida de acuerdo a nuestras propias creencias. Son nuestras propias ideas respecto a la realidad las que nos hacen felices o infelices y una cosa me queda cada día más clara: pensar que aquí estamos cumpliendo un plan de almas sea o no verdad es  una perspectiva más dulce y constructiva que la posición amargada que cree que detrás de esto no hay nada más que dolor sin sentido.

IMPORTANTE:

Para leer otras reflexiones revisa el apartado de categorías de este blog con la etiqueta Reflexión y Conciencia o bien haz clic directamente AQUÍ.

Imagen de portada: Android Jones.
Para visitar la página del diseñador haz clic AQUÍ.








0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.