Visiones fantasmagóricas y parálisis del sueño || Análisis.



A pesar de que este tema parece hablarse en muchos otros sitios he decido mencionarlo como una forma de solidarizar con quienes lo han sentido, exponiendo la explicación que a mi me pareció más razonable para entender lo que me sucedía. Hablo de esa  famosa y curiosa sensación de estar dormido o medio dormido y sentir que no te puedes mover, como si alguien se hubiera sentado encima tuyo. En mi caso fue una experiencia que me sucedió bastante en la niñez y adolescencia lo que generalmente iba acompañado de la visión de sombras en mi habitación que parecían deambular de aquí para allá. Por supuesto y en más de alguna ocasión el corazón me saltaba de puro miedo ya que en ese momento yo no entendía nada de este tipo de fenómenos. Estas sensaciones también iban acompañadas de otra que parece muy popular: sentir que alguien se sienta en tu cama.

De todas las explicaciones que he leído la que siempre me ha parecido bastante coherente es la de la Parálisis del Sueño que indica en palabras de a pie que todas esas percepciones que tú tienes generalmente en estado de somnolencia o semi sueño son producidas porque tu mente se encuentra en un nivel de conciencia por debajo de la lucidez total, por tanto puede mezclarse con facilidad la realidad con visiones oníricas o subconscientes que parecen activarse cuando tu cerebro está a punto de descansar. Es como si tu mente se fuera desconectando poco a poco de la realidad hasta llegar al nivel de inconsciencia que es el sueño profundo, pero mientras vas descendiendo hasta ese nivel hay muchos subniveles en dónde la mente sigue funcionando, lo que también explicaría el porqué soñamos. A mi por ejemplo me pasa que suelo soñar a primeras horas de la noche o por las mañanas antes de despertar, entonces he deducido que mi mente está trabajando cuando está a punto de dormir o de despertar, justamente en los momentos en dónde empieza a descender a la inconsciencia [me empiezo a dormir] o ascender a la conciencia total [me empiezo a despertar]. 

Leí alguna vez que uno no sueña toda la noche sino en momentos específicos de la noche o el amanecer, precisamente cuando tu mente se encuentra a medio camino entre niveles de conciencia que como ya mencioné antes son muchos desde la conciencia total hasta la inconsciencia o sueño profundo, entonces esto cuadraría con la idea de que la mente enciende o activa este reservorio de películas o visiones a horas específicas y no de forma permanente. Esto último se agradece ya que implica que no soñamos toda la noche y no siempre sentimos esas curiosas sensaciones como la del pecho aplastado por alguien, la sombra que se sienta en tu cama o la percepción de que un grupo de entidades deambula por tu habitación. Aún así, supongo, la idea tampoco es aterrorizarse sino entender que nos falta información respecto a la forma en que trabaja nuestro cerebro y mente y que la mejor forma de enfrentar el miedo que nos dan algunas experiencias paranormales es buscar orientación y explicaciones variadas para así poder contrastar la verdad que nos parezca más adecuada. En mi caso creo que he encontrado la que me parece más razonable y curiosamente la frecuencia de las sensaciones ha disminuido, supongo que porque el tema dejó de ser una incógnita y fuente de miedo irracional.

Aún así y para cerrar, ya adulto he estudiado bastante el tema de los fenómenos astrales por tanto creo que es legítimo dejar abierto el tema respecto a si las entidades que sentimos son fantasmas o seres de otra dimensión sutil. No creo que alguien tenga total certeza para rechazar tal aseveración, por tanto lo más coherente es dejar el camino abierto para que cada cual encuentre la explicación que le parezca más acertada en este sentido. Independiente de si es un juego de nuestra mente o realmente una entidad fantasmagórica, lo cierto es que estas experiencias nos ayudan siempre a cuestionar la realidad y lo aparentemente básico de nuestro entorno, permitiéndonos romper límites y estar siempre en buscar de un más allá, una cualidad que nos caracteriza como humanos: seres exploradores e inquietos tratando siempre de descubrir algo nuevo a nivel físico o mental.

NOTA:

Tanto la imagen de portada como esta de aquí arriba corresponden a la serie La Pesadilla pintada por Johann Heinrich Füssli [también conocido como Henry Fuseli], un pintor suizo que se encargó de exponer visualmente varias versiones gráficas para una sensación que ya parecía existir hace mucho tiempo atrás y que tenía que ver con eso de percibir a alguien sentado en nuestro pecho.

Para leer otros artículos referidos a temas esotéricos AQUÍ.
Para leer una serie de reflexiones con conciencia AQUÍ.
Análisis de películas con un contexto espiritual AQUÍ.
Ciencia versus Esoterismo: primer round AQUÍ.



2 comentarios:

  1. Hola, me encanta tu blog. Sin embargo en esta nota no me terminó de cerrar la explicación, es decir, por qué a algunas personas nos tocó vivir este tipo de "encuentros". Más que nada en mi adolescencia viví este tipo de experiencias y actualmente me sigue pasando, lo tomo con otra perspectiva, me he hecho amiga de estos espectros pero aún así me sigo preguntando quiénes son, qué lugar hacerles en mi vida, por qué algunas personas lo vivimos más intensamente. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El porqué algunas personas experimentan estos sucesos y no todas se responde con el hecho de que no todos tenemos la misma predisposición mental para percibir estos fenómenos y si nos ponemos más científicos, no todos tenemos las mismas áreas del cerebro activadas de la misma forma. Yo estoy seguro y confío plenamente en que las experiencias que cuentas son verdad, porque las he vivido pero yo no las explico desde la creencia de que son fantasmas o entidades sino desde la idea de que es mi mente la que crea esas imágenes mentales, utilizando las reservas de la memoria y la complejidad conceptual del cerebro. Para mi la idea de fantasmas o entidades está más unida a la superstición o sugestión. Te sugiero leer otra entrada en dónde hablé de los fantasmas o lo que creemos son fantasmas, cuando en realidad no lo son. Te dejo aquí abajo el enlace que luego puedes copiar y pegar en el buscador de tu navegador:


      Los fantasmas no existen, la sensación de verlos sí.
      https://aquariantarot.blogspot.com.es/2017/03/los-fantasmas-no-existen-la-sensacion.html

      Eliminar


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.