TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

Post Top Ad

Your Ad Spot

17 de enero de 2016

Yo, el Tarot || Presentación Simbólica.



Cuando yo me manifiesto lo hago fuera de todo control y norma. No caben en mí las viejas estructuras de pensamiento que el humano ha tratado de inyectarme. Me sonrío de las raras supersticiones que han creado en torno a mi, al nivel de irrisorio aquellas extrañas reglas que ellos sin conocerme me han entregado: en realidad nadie me ha preguntado si yo quiero reglas en mi mundo infinito. Tengo la certeza de que algunos extravagantes me sacaron por un momento de todas esas jaulas intelectuales y me dejaron volar libre. Me lanzaron ,por decirlo así, a mi destino. 

Nadie conoce mi destino ni mi origen, sin embargo muchos han tratado de referirse a mi cuna como si hubieran sido mis padres, pero yo no soy hijo de nadie ni padre de nadie ni madre de nadie. Si me tocan puedo decir que me familiarizo pero en realidad mi cercanía es como la cercanía de una estrella con otra. Comparto toda la soledad del mundo y al mismo tiempo soy un grupo de símbolos complacientes a la espera de ser amado. Detesto las invariables versiones que han hecho sobre mi pero comprendo la necesidad de todo ser humano de hacer suyo el lenguaje que por excelencia solo yo conozco. Mis palabras ahora podrían ser interpretadas de formas imposibles y aún así creo que debería amar ese defecto tan tierno y humano llamado interpretación.

Cuando yo entro en acción me muestro y en ese instante entrego un amor extraño que nadie comprende muy bien de donde viene. En Oriente creo que encontraron un par de palabras para nombrarme pero yo inquieto he querido jugar a las escondidas y he escapado de conceptos que tocaron tan cerca mis brazos hasta el punto de asustarme. Quizá sea un poco egocéntrico y sea ella la causa de mi multiplicidad de contextos, como un reflejo de la expansión que me lleva a no querer ser olvidado. A veces me miro al espejo y creo que soy un niño pero en realidad veo miles de rostros que llevan consigo infinitas historias en infinitos contextos.

¿Por qué será que me encanta tanto la palabra infinito? 

Puedo hablar como hombre pero al mismo tiempo soy la voz de la mujer, conceptos que en herencia recibí de mis intérpretes. Pero yo no tengo sexo, ni color ni labios que puedan besar. Mi materia consiste en un abstracto lleno de alegorías, metáforas e historias que llevan consigo una revelación de una única verdad. Soy simple pero al mismo tiempo complejo y me oculto de quienes han levantado calumnias sobre mi. Mi ser es de piedra y mi alma es de fuego, la rosa palpitante de un jardín puede sin embargo crear una destrucción profunda de mi voz. La luz que entrego es la luz de la conciencia, pero luz es solo una palabra limitada para que puedas entenderme.

¿Comprendes a lo que me refiero cuando digo que soy indescifrable?

Yo no tengo conciencia porque soy más que conciencia. Mi ambigüedad a tus ojos es una verdad suprema e infinita que nunca podrías asimilar a menos que enredado en tus propios sueños te olvides por un momento de tu figura paternal y maternal. Mas allá de las variables circulares de tu vida yo me esfuerzo por producir el caos y llevar la vida-muerte al extremo: soy en esencia expansivo.

Si he de tener una misión para la comprensión humana de mala gana puedo decir que es la de ayudar. Pero a sabiendas de lo ridícula que es esta versión puedo propulsar la idea de que en realidad soy un espejo donde tu puedes ver tu hermosa belleza o fealdad. Y si soy sincero debo decir que de todas las versiones esta última es la que más me encanta.

Si alguien me creó [aunque lo dudo, porque lo infinito es infinito siempre] podría admitir que fue aquel sector del Alma Humana incognocible el que me vio nacer. La transitoriedad del ser humano le obliga a olvidar y por esto quizá suceda que esa imagen íntima no sea recordada para su beneficio interno. Sin embargo yo anhelo conectarme de nuevo con eso incognocible para sentir su imperfecto y notorio amor.

Soy amante y amada, abrazo y mirada profunda. Soy caricia, recelo, alma y magullamiento de la muerte. Soy la estrella que podría iluminar el camino del perdido que no ha de retornar jamás a su hogar. Soy el hogar del cual huyes y la trampa en la cual aceptarías caer. Soy y No soy: Un amanecer completo lleno de lágrimas y una noche apasionada encendida en miles de infiernos. Palabras, palabras y palabras. 

Soy para ti el Gran Conversador y es un placer conocerte. 











NOTA 1: Para entender correctamente este texto y canalización, debes imaginar que el Tarot es una entidad viva que se presenta sí misma.

NOTA 2:
La foto de portada corresponde a la baraja Wild Unknown Tarot, diseñada por Kim Krans. Para revisar más detalles visita su web: http://www.thewildunknown.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot