Esoterismo y Ciencia como aspectos complementarios ||





Por eso es por lo que la «ciencia profana», la de los modernos, puede ser considerada a justo título, así como ya lo hemos dicho en otra parte, como un «saber ignorante»: saber de orden inferior que se queda todo entero en el nivel de la realidad más baja y saber ignorante de todo lo que le rebasa, ignorante de todo fin...


René Guénon,  La Crisis del Mundo Moderno  (Cap.IV:Ciencia Sagrada y Ciencia Profana)


Quizá uno de los mayores debates respecto al tema del Esoterismo y cualquier idea que se desprenda de ahí es el de su veracidad. Uno intenta buscar una respuesta sólida y concreta para este tipo de asuntos pero se da cuenta pronto que todo o gran parte de lo relacionado a este concepto se encuentra entre velos, imágenes abstractas y cosas poco comprobables. Es esta última condición la que lleva a un grupo de personas a pensar que esto es una tontería o algo que no merece la pena considerar como algo serio. Lo curioso es que las personas que se muestran más resistentes al tema Esotérico son justamente las más racionales: personas que dicen buscar la verdad y la coherencia detrás de la sombra del engaño o estupidez que arrastra todo lo que esté relacionado al esoterismo, la magia o cualquier cosa que no se considere un eslabón racional y demostrable de la cultura humana. Digo curioso porque justamente las personas que se hacen llamar a sí mismos defensores de la lógica olvidan que la ciencia como ejercicio lógico basado en la comprobación de pruebas tangibles respecto al mundo físico se encuentra muchas veces con vacíos en dónde no puede explicar algunos comportamientos del entorno que nos rodea, demostrando así que existe un necesario e inevitable espacio sin respuestas en dónde incluso la ciencia más seria del mundo debe comenzar a trabajar con teorías, hipótesis y supuestos que algunas veces son totalmente errados o absurdos pero otras tantas son los que abren la posibilidad de encontrar un fundamento sólido y tangible para llegar a la verdad final respecto a un suceso. Esto último es lo que parecen olvidar algunos: incluso el proceso más científico de todos atraviesa una sombra de supuestos y es gracias a este proceso imaginativo-abstracto que los científicos logran profundizar y encontrar respuesta a cosas que de forma totalmente intelectual no lograrían. Podríamos llamar a esa cualidad Instinto Esotérico lo que en palabras racionales y de a pie no es más que la Capacidad Intuitiva que permite conectar lo práctico y comprobable con una verdad más trascendental y completa. En rigor, ir más allá de las pruebas tangibles que muchas veces son limitadas al igual que nuestros sentidos.

Es conocida la historia de Einstein y su fuerte componente artístico e imaginativo que potenció en cierta forma el descubrimiento de su famosa Teoría de la Relatividad, que no fue producto exclusivo de una suma de números e ideas comprobables sino también un conjunto de supuestos abstractos y casi poéticos que llevaron al genio a pensar en la naturaleza del tiempo o la velocidad de la luz. Para llegar a ese punto Einstein debió imaginar, presuponer, inventar imágenes irracionales y levantar teorías que para algunos podían sonar descabelladas pero que fueron justamente las que aportaron en su respuesta final, transitando primero por su creatividad y potente gestión intuitiva. Y atención, que estamos hablando de uno de los científicos más reconocidos de la historia: para recordárselo a los lógicos que cegados por su ímpetu parecen haber olvidado que el imaginar es también una forma de proponer y expandir la realidad, lo que finalmente ayuda a encontrar respuestas que no aparecerían jamás si nos quedaramos en el cuadrado limitado en el que estamos. En cierta forma se podría decir que los intelectuales a ultranza se castran al renegar del aspecto esotérico como quién castraría a Einstein diciéndole que no le está permitido imaginar ni divagar porque eso es una estupidez y una falsa. Entonces que Dios nos pille confesados porque los genios no imaginarían ni propondrían y así nos quedaríamos sin sus descubrimientos que quedarían guardados en un baúl como ideas irracionales, fantásticas o directamente falsas. 

Todo lo anterior sirve para exponer el paralelismo entre el Esoterismo y los Vacíos Racionales que tiene la propia ciencia respecto a temas en los que se declara aún totalmente ignorante, lo que no implica que la ciencia sea una estupidez o un acto fallido del ser humano. No señor, esto representa una verdad como una catedral: incluso el ser más racional del mundo necesita de ese instinto esotérico en dónde nada es comprobable ni verificable. Respetar ese aspecto es demostrar real inteligencia ya que sin el la lógica queda coja e incompleta.

Finalmente podrías pensar que esto es una defensa del esoterismo pero en realidad es mucho más profundo. Esto es una invitación a dejar la puerta abierta a lo desconocido no por puro gusto estético o por querer ser el friki de turno sino porque quizá en ese ejercicio lo que permitimos es la expansión de una realidad burda, oscura y sin respuestas que necesita incansablemente la ayuda de la intuición, lo inexplicable y la magia como reservorio de la imaginación e instinto, que no es más que la antesala de las grandes respuestas. Quizá porque dejar la puerta abierta a lo irracional es lo más racional que podemos hacer y lo realmente estúpido sería guardar silencio y nos reconocer el misterio que nos rodea. 


NOTA 

Raíz de la palabra Esoterismo: del griego ἐσώτερος [API /e'so:teros/]: «de dentro, interior, íntimo».

Se ha utilizado la palabra Esoterismo resguardando su sentido linguístico original que refiere a un conocimiento de difícil acceso y que parece provenir de una esfera más elevada que la del vulgo o mente común y corriente. Esto último se asocia también a esa capacidad intuitiva e inexplicable que formaba parte del concepto de Ciencia y que con el transcurrir del tiempo fue enfocándose con exclusividad en su parte más práctica que es el Método, descartando gradualmente el Saber Esotérico o Intuición intelectual usada por grandes filósofos de la antiguedad que impulsaron el avance de las ciencias en todo nivel.

Otros artículo que pueden interesarte:

Nuestra vida ya está escrita de principio a fin AQUÍ.
El escepticismo positivo e inteligente AQUÍ.
El síndrome de diógenes espiritual AQUÍ.

El plan de todas las almas AQUÍ.
No eres lineal AQUÍ.




0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.