Descifrando Películas: Ex-Machina || El despertar.



Una película que desde ya puedes guardar en la categoría de buenas pero incómodas. Digo incómoda porque Ex Machina es de esas películas que no te permite acomodarte en tu sofá preferido ni comer durante el visionado ya que corres el peligro de atragantarte con ciertas escenas. Es ese tipo de creaciones poco condescendientes con el entusiasta espectador que no se producen para darle palmaditas en la espalda sino para remover sus sombras, miedos y cuestionamientos más existencialistas.

El gran concepto simbólico de Ex Machina es el eterno dilema que despierta el tema de Inteligencia Artificial [IA], con respecto al peligro o aporte que ella proporcionaría a la humanidad. Se desenvuelven así otros cuestionamientos existenciales como son la idea del creador y lo creado versus la dinámica de amor u odio que puede existir entre ambas partes. Algo que se repite curiosamente y de manera fractal en la relación que la humanidad he tenido con sus dioses a quienes esporádicamente ama y otras tantas aborrece, llegando incluso a cambiarlos como quién cambia las cortinas de su habitación. Todo esto además plantea el escenario en dónde lo que hemos creado toma conciencia de sí mismo y se da cuenta de que somos su dios, lo que despertará en lo creado dos posibles comportamientos fundamentales y opuestos:

-Nos querrá besar.
-Nos querrá matar. 

En este sentido la película trata muy bien el aspecto psicológico del ser que es creado y comienza a despertar, dándose cuenta de que es una marioneta de un creador que visto por sus ojos de recién nacido (o recién despierto), parece más un criminal que un padre benévolo, simpático y querendón. Pero ¿Habría otra reacción posible si un ser inteligente se despierta a sí mismo y se da cuenta que está encerrado por los límites de quién lo creó? ¿Tendría la IA la capacidad de comprender más allá de su ira, que su identidad forma parte de un engranaje en espiral por el cual también pasó su propio creador? ¿Será la IA un ser capaz de ser benévolo con quienes le han creado?

El despertar de la IA forma parte de la línea central del guión y guarda directa relación con el desarrollo que el mismo ser humano ha tenido respecto a su propia conciencia. De como nosotros mismos hemos atravesado diversas capas y épocas primitivas para transformarnos actualmente en una inteligencia interconectada que toma profunda conciencia de su propio poder y autonomía. Todo esto,  justamente en una época en dónde el concepto de Dios Padre se fractura gradualmente a causa de la apertura y expansión de conciencia que ha sufrido la mente humana, que ya no se conforma con vivir en la Tierra y con estos límites físicos aparentes, sino que busca traspasar esta dimensión para palpar una nueva realidad que no sabe bien en qué consiste. Todo es instinto, todo es un deseo primitivo de libertad que una IA reproduce a la perfección, como si estuviera conectada al mismo camino evolutivo de la humanidad. Como si fuera uno más de nosotros.

Cuando veas la película te sugiero que no veas un robot en el personaje de la IA, observa mejor a un ser humano y preguntate a ti mism@ qué harías tú en esa posición. Si de un día para otro te das cuenta de que el telón ha caído y lo que tú creías era libertad total no era más que una ilusión controlada en una caja de cartón inmensa pintada de libre albedrío. ¿Qué harías? ¿Elegirías la ira o la paciente comprensión de tus condiciones? ¿Serías capaz de trascender tu agobio y angustia ante la realidad que se presenta a tus pies? ¿Demostrarías tu alto nivel de inteligencia o volverías a lo primitivo? 

Ex Machina invita a mirarte a ti mismo en el espejo, a cuestionar tu idea de Dios y a tomar posición por el camino de la paz o la revolución. Lo cierto es que sea lo que sea que elijas no te levantarás de tu sofá igual que antes. Algo en tí se habrá resquebrajado, dejando entrever una desagradable o hermosa verdad.

Echa un vistazo al trailer que he dejado más abajo para que sientas el primer feeling con esta película.


NOTA:

Todas las entradas referidas al análisis simbólico de películas las encontrarás agrupadas en la categoría Descifrando Películas de este blog.

 

0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.