Descifrando Películas: Her || Amor en tiempos modernos.





Esta película encaja bien en la categoría de historias románticas ultra sofisticadas o también en la categoría de romanticismo Friki. Pero su rareza es precisamente su virtud, especialmente para alguien que no se convence fácilmente con cualquier historia de amor. 

HER toca el tema de las relaciones sociales en un mundo moderno, en dónde el sistema operativo de tu ordenador o de tu móvil puede transformarse con rapidez en una inteligencia artificial con capacidad de trascender incluso las capacidades de un ser humano de carne y hueso. Durante la película eres testigo del nacimiento de Samantha, un sistema operativo que crea un vínculo especial con Theodore, el dueño del ordenador en dónde Samantha vive. En ese momento te quedas ojiplático y te preguntas ¿Está de verdad relacionándose con un sistema operativo? Y sí, suena raro pero no te quedes solo con eso, sigue avanzando y llegarás a una idea aún más profunda: en realidad lo que se produce es un diálogo metafórico entre un el hombre y su contraparte femenina, algo que podría relacionarse con la arquetípica relación entre el hombre y su alma o como diría Carl Gustav Jung, el ánima  y el animus. Ella se encarga de  exponer la complejidad femenina, espejándole a él su propia fragilidad y sensibilidad anulada producto de una relación amorosa pasada que dejó huellas en él.

De repente la trama rara del hombre enamorándose de un sistema operativo se transforma en algo mucho más trascendental. Observas a un hombre que parece estar hablando con una parte de sí mismo, que se permite ser más sensible e inseguro, dejando que todos sus miedos emergan producto de esta misteriosa conexión con ella, esa encantadora voz que sale de su sistema operativo y que también está enamorada de él. La voz de Samantha parece ser la de una super conciencia que de tanto crecer sufrirá una transformación trascendental que cambiará también la percepción de él, el símbolo de una conciencia más pequeña y en aprendizaje que necesita entender lo que significa amar en toda su magnitud. De todo eso trata HER: de amar y comprender en dónde estamos y hasta dónde podemos llegar por ese sentimiento. De paso y en superficies más prácticas también habla de la soledad en los tiempos modernos y de cómo aún escondidos detrás de internet, ordenadores y móviles de última generación, lo que necesitamos sigue siendo lo más primitivo y antiguo del mundo: el cariño y la conexión con los demás

Cuando veas esta película intenta hacer el ejercicio de imaginar al personaje hablando con su propia alma o si prefieres puedes verte a ti mismo hablando con una parte de ti, ese lado frágil y sensible que te enseñará una gran lección sobre las emociones. Así se transforma esta historia dirigida por Spike Jonze en una historia espiritual y filosófica, un manifiesto que ayuda a entender nuestro propio corazón. Un guión y una serie de imágenes que te tocarán la fibra por muy duro, lógico y cabeza de ordenador que seas. Eso, si eres de los que no se convence fácilmente con cualquier historia de amor.






0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.