Ciencia versus Esoterismo: primer round || Reflexión.



NOTA: El siguiente texto es mi respuesta a una carta que se publicó en un períodico y que fue escrita por un director del área científica en una universidad. En la carta la persona se refiere específicamente a un Taller de ADN y aprovecha de repasar algunas aspectos relacionados al esoterismo o la New Age, desacreditando en parte la actividad de personas que quizá si creen en aquello que él dice es un truco retórico. Al final de esta entrada encontrarás la carta, para que puedas leerla.

Yo estoy de acuerdo en que se debe mantener siempre una actitud escéptica frente al tema esotérico o cualquier línea New Age. Eso, a pesar y considerando que yo me dedico en parte a una de sus líneas. Sin embargo, intentar exponer una contraofensiva contra un Taller de ADN que el autor de la carta no se da el trabajo de explicar en qué consiste o cuales son los argumentos de su funcionamiento, dedicándose en cambio a machacar el concepto enalteciendo su propio punto de vista la verdad a mi no me parece ni muy razonable ni muy científico. 

El autor de la carta se queja de que la sociedad está inmersa en verdades sin evidencia y él es el primero que entrega una serie de argumentos sin mostrar evidencia que demuestre su aseveración Esto no es Ciencia. Pues no, él todo tranquilito dice que esto no es ciencia y ya está. ¿Para qué acreditar su verdad con estudios si decir lo que dice porque es el Director del Centro para la Comunicación de la Ciencia de una Universidad ya le da derecho a decir verdades como sentencias absolutas? A mi que me perdonen pero lo que yo veo en esa carta es soberbia y pereza por ponerse a investigar y certificar todo aquello que él dice es un truco retórico. Lo que veo allí es soberbia al creer que si pone su cargo en la carta eso le da más solidez a su argumento. Si quiere ser un buen científico que deje de escribir cartas y que escriba un ensayo explicando cuales son las pruebas que hizo para demostrar que lo que él dice es así, que demuestre con pruebas tangibles y metódicas que el proceso que él desacredita no tiene validez alguna. Digo, para que así yo pueda aprender y sentirme seguro de su profunda e indiscutible investigación.

Otra cosa es el tema del precio y todo el tema asociado, que ahí estoy de acuerdo en que todo este tema de la New Age y todas las terapias que han salido en este último tiempo han abierto la brecha para que, como en todos lados, aparezcan los inescrupulosos que quieren sacar su parte sin considerar los aspectos éticos o morales del asunto. Pero no se puede meter a todos en el mismo saco por un par de inescrupulosos y tampoco se puede echar abajo con un golpe de absolutismo todas las opiniones o perspectivas relacionadas, menos si ese golpe viene de una mente científica que yo también comparto y que por lo mismo debería ser consciente de las enormes taras de desinformación que tiene la ciencia, que se queda corta frente a la inmensidad de un universo que lo que más
necesita para ser entendido es apertura mental y lo que menos necesita es una visión inflexible e inquisidora.

Me sorprende que un personaje que se supone viene de una cultura científica esté más preocupado de desacreditar ideas ajenas [no relacionadas con la ciencia, según él] que de escribir ensayos que permitan afianzar y cubrir con estudios los agujeros inmensos que aún quedan en la ciencia [que és a dónde pertenece, según él]. Técnicamente, en el tiempo que perdió en escribir esta carta para desacreditar a otros, perfectamente podría haber escrito un nuevo ensayo para reforzar los puntos débiles que sabemos tiene aún la ciencia. Resulta curioso que un representante de la ciencia intente mostrar la paja en el ojo ajeno, sin reparar en la viga que tiene en su propio ojo, intentando además dar clases de verdad al resto. Si es así, yo soy un escéptico con la New Age pero también con la ciencia, cuando veo este tipo de actitudes contradictorias.

Quizá este desprecio o cuestionamiento hacia otros conocimientos no sea más que la respuesta orgullosa de un estilo de ciencia frustrado y que se sabe cojo ante temas que aún no logra resolver. Pero no creo que ese estilo sea la mejor forma de seguir avanzando como humanidad. Quizá un poco de humildad y comprensión sea la mejor forma de entendimiento integral: un conocimiento que plantea sus bases en lo clásico pero también en las nuevas sendas que se abren a nivel espiritual y filosófico. Un todo que sea respetado al igual como se respeta al ser humano en todos sus colores y variables.

Para finalizar investigué de dónde viene la palabra Ciencia y descubrí que viene del latin Scientĭa, que significa conocimiento, por tanto entiendo que cualquier intento por conocer y explicar la realidad viene a ser un intento de hacer ciencia, ya sea aplicada a través de ramas filosóficas como de ramas más técnicas. En ninguna parte he leído que la palabra Ciencia haga referencia solo a un tipo de conocimiento, descartando otras vías de conocimiento.




Enlace para revisar la carta AQUÍ

0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.