Las plantas y un ritual para sentirse mejor || Rituales



En estos últimos días y en un par de consultas de tarot me han preguntado qué se puede hacer para salir de estados anímicos bajos o densos y yo he echado mano de mi propia experiencia para dar a conocer un ejercicio o ritual que en su momento hice y me entusiasmó bastante pese a que yo estaba pasando el luto por la muerte de un ser querido. En palabras de a pie y sin darle un nombre tan rimbombante se podría llamar el Ritual de la Planta y lo comparto también aquí por si alguien se anima y lo quiere hacer.

Recuerdo que durante una etapa de luto un día sentado en el sofá me puse a mirar unas plantas secas que había en la terraza, se veían muy maltratadas y no tenían pinta de tener vida: eran unos ficus y filodendros que daban penita. De repente me levanté del sofá y fuí a echar un vistazo más de cerca a las plantas y en ese momento pude confirmar que estaban realmente mal, una de ellas se había convertido en un muñon amarillento y seco rodeado de tierra igual de seca y si yo hubiera sido cura de seguro ya le daba la extremaunción allí mismo. Pero no, en vez de eso tuve la idea de comprometerme a cuidarlas para ver si de esos maceteros secos salía algo bueno por lo que me puse manos a la obra y comencé a limpiar todo, echando agua gradualmente y sacando el material que ya no se podía recuperar. Cuando empecé mi trabajo con las plantas siempre lo hice a conciencia: me dije a mi mismo que esa era una forma de demostrar que yo era capaz de dar vida y renovación a algo muerto, de que yo tenía la capacidad de volver hermoso aquello que estaba seco y penoso. Y si yo era capaz de traer vida a esos maceteros eso sería la demostración de que también podía hacerlo en mi propia vida, restaurando mi estado anímico hacia algo más entusiasta, vivo y bello. Resumiendo: después de un tiempo y producto de los cuidados constantes las plantas comenzaron a resucitar y lo más sorprendente es que el muñon amarillento se transformó en un filodendro enorme con grandes hojas verdes que creció de una forma descomunal, tanto así que mi terraza se tranformó en una pequeña selva que transmitía vida y cosas totalmente distintas a las del principio, cuando todo estaba medio muerto. Demás está decir cual fue mi asombro al ver el gran cambio que había ocurrido con algo tan sencillo como transformarse en un jardinero y empezar a dar cariño a un grupo de plantas secas, dandole besos a sus hojas y diciéndoles cosas como ya verás lo bonita que te vas poner o tú tranquila que yo te cuidaré. Lo cierto es que de la misma forma en que esas plantas mejoraron lo hizo también mi estado anímico que decantó hacia una mezcla de asombro, entusiasmo y satisfacción. Yo estaba realmente contento con algo que consideré un milagro y aprendí a admirar el lento y gradual trabajo de la naturaleza cuando uno aporta su granito de arena.

Hacer este tipo de ritual no implica necesariamente el usar plantas secas aunque si tienes unas en tu terraza o jardín sería buena idea usarlas, dándoles así la oportunidad de renacer. Si no, puedes comprar una maceta con la planta que quieras pero que esté en la etapa inicial de crecimiento, de manera que te toque a ti hacer el resto: cuidarla y hacer que crezca grande y fuerte. Luego y lo más importante es que te comprometas concientemente con el cuidado y que relaciones de forma simbólica la planta con tu vida, dando a entender que todo lo que suceda con la planta sucederá también con tu vida. Es muy importante que pongas conciencia en el ejercicio. Para mayor abundancia y tal como se lo recomendé a una persona que vino a mi consulta, puedes escribir en un papel la frase "Mi vida" y puedes pegar el papel en la maceta para que se entienda aún más el fuerte vínculo que tendrás con la planta, remarcando el hecho de que lo que hagas con ella también lo harás contigo. Y hala, luego ya te toca hacer lo tuyo y demostrarte a ti mismo de lo que erez capaz. Tal vez te toque asombrarte y alegrarte al igual que yo al ver como la vida surje de forma increíble en una maceta y entiendas en ese momento que eres un mago que es capaz de traer vida y un intenso color verde esperanza allí dónde aparentemente todo está muerto.







0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.