El Cerebro Reptiliano || Lo salvaje versus lo racional.




Hace poco estuve hablando con una persona sobre un tema que parece casi de ciencia ficción y que se relaciona con teorías de conspiración que apuntan hacia la idea de que la humanidad está dominada y controlada por unos seres llamados Reptilianos que son algo así como unos extraterrestres super mega inteligentes que se esconden detrás del telón de la sociedad para dirigir el mundo entero desde las sombras. Esta curiosa versión cuadra también con lo que se dice de los Illuminati, una supuesta sociedad secreta que tendría la misma capacidad e intención de los Reptilianos: dominar el mundo a través de un comportamiento psicópata carente de empatía. Para algunos esto sonará a chino mandarín y otros quizá lo reconozcan porque gustan del tema esotérico y más de alguna vez se han encontrado con páginas web de estilo conspiración, ovnis y cuestiones similares.

Pues bien, a la vista de los hechos y como no me gusta menospreciar las visiones de otras personas por muy fantásticas que parezcan investigué un poco de dónde venía el término reptiliano y descubrí que había sido mencionado por el doctor y neurocientífico Paul MacLean que propuso en 1952 la idea de que el cerebro humano era una mezcla de tres cerebros, cada uno más nuevo que el anterior. Según MacLean la evolución del ser humano produjo que su cerebro inicialmente primitivo fuera desarrollando capas que se fueron superponiendo a la capa más antigua lo que fue matizando y refinando el funcionamiento del primer cerebro, el más primitivo y que bautizó como Cerebro Reptil. Luego por evolución aparecería el Cerebro Paleomamífero (sistema límbico) y finalmente el Cerebro Neomamífero (Neocortex) el que controla mayormente nuestra vida actual y que nos permite racionalizar las cosas, además de conceptualizar o dar forma a nuestros sentimientos. Según estas referencias el Cerebro Reptil por ser el más antiguo se podría relacionar con nuestro lado más  salvaje, el que no racionaliza mucho y actúa por impulso, buscando instintivamente sobrevivir. Literalmente es nuestro lado primitivo, algo que queda bien con el concepto reptil precisamente porque son este tipo de animales uno de los más antiguos sobre la faz de la tierra y los que parecen haber demostrado más resistencia a la extinción.

Ahora bien ¿Qué tiene que ver la hipótesis del doctor MacLean con el tema de la Conspiración Reptiliana? Pues mucho, ya que a primera vista uno podría pensar que la propuesta del Cerebro Reptiliano de MacLean generó en algunas personas un rechazo hacia el tipo de proceso mental que simbolizaba y que se relacionaba fundamentalmente al instinto de sobrevivencia muy centrado en el YO en dónde el resto no importa mucho, generando así una leyenda urbana que fue mezclándose con nueva información cada vez más refinada relacionada con temas espirituales y esotéricos hasta terminar transformada en esta idea de que el mundo está dominado por seres reptilianos que solo intentan permanecer a costa de otros, ya sea chupando sus energías o utilizándonos como empleados de sus grandes granjas mundiales. 

Desde mi perspectiva e independiente de si existen o no los reptilianos hay una cosa que sí me queda clara y además me cuadra: al día de hoy hay personas que actúan de forma más primitiva  y salvaje que otra y las puedo identificar como aquellos que no usan mucho la parte racional y se mueven más por el instinto, ya sea la figura del galán compulsivo que se acuesta con toda la mujer que se le cruza y se transforma en una especie de depredador motivado por su instinto sexual o la figura del gran empresario obsesionado con ganar más y más dinero motivado siempre por el deseo de permanecer en el tiempo como el líder de la manada mundial, creando inmensas empresas en dónde mantiene a empleados controlados y robotizados dirigidos para su propio beneficio. Esto es lo que algunos llaman también Comportamiento Psicópata que define a aquel individuo que busca por sobre todo su propio beneficio sin tener mucha empatía. Ergo, tanto el casanova depredador sexual como el empresario obsesivo con el éxito tienen un comportamiento que podría definirse reptiliano, haciendo referencia a ese cerebro primitivo que mencionó MacLean y que es el centro de nuestras respuestas más básicas y salvajes, en dónde la empatía aún no aparece. Visto así, esta historia de la conspiración reptiliana parece relacionarse metafóricamente con la forma en que el mundo actual se encuentra dividido en dos formas de experimentar la vida como son la primitiva, salvaje e instintiva legado del Cerebro Reptil versus la más racional, reflexiva y consciente que proviene del nuevo cerebro, el Neocortex, que precisamente nos hace pensar y meditar sobre lo que hacemos, generando empatía y sentimiento solidario. Lo demás, la historias de que aterrizaron en la tierra unas naves espaciales con extraterrestres de rostro no muy agradable y colas largas no podría confirmarla pero hay que admitir que el perfil de personalidad que se les adjudica a esos seres se parece muchísimo al que define el cerebro primitivo de MacLean.

Digo yo ¿Y si esta historia de los reptilianos en naves espaciales que vinieron a la tierra a dominar a los humanos no es más que el eco o una metáfora de una verdad más profunda y que tiene que ver con esta lucha o choque que hay entre las personas que actúan de forma salvaje y primitiva versus las que actúan con empatía, consideración y sentido de grupo? Claro, uno con imaginación podría pensar que la vida es como Star Wars en dónde existe el lado luminoso y el lado oscuro de la fuerza pero quizá eso también sea el eco de esta historia y contraste permanente entre el Cerebro Reptil y el Neocortex, lo instintivo versus lo racional, algo que se está reproduciendo actualmente en el mundo en dónde aún quedan galanes compulsivos, empresarios que pretenden esclavizar a otros para su propio beneficio y otros tantos tipos de personas con variantes del comportamiento derivado del cerebro reptil. Algo que a propósito explicaría los dichos populares de "Esta es una lagarta" o "Es una víbora", haciendo referencia negativa a personas astutas y manipuladoras que van por la vida montando historias para su propio beneficio, algo que otra vez se relaciona con las características del cerebro reptil. Ni mencionar la referencia que hace la biblia hacia la Serpiente, un reptil demonizado y señalado como el causante de todos los males en el paraíso o el Dragon, ser mítico emparentado también con los reptiles y a quién se le describe en muchos cuentos como un ser peligroso que se enfrenta al príncipe o héroe de turno. Entonces a mi con eso no me quedan muchas dudas: algo de rechazo y manía histórica se le tiene a la figura del reptil o lo que el representa ¿Señales de un miedo colectivo a lo salvaje e instintivo? Quizá sea así y tengamos que analizarlo desde la psicología y no desde la fantasía. A lo mejor las leyendas, historias y conspiraciones no sean más que el relleno fantástico e imaginativo de una historia que empieza por cosas que suceden en la sociedad, como cuando un depredador sexual ataca a una mujer, un empresario frío y calculador intenta aprovecharse de sus empleados o que alguien pone sus propios intereses por encima de los del resto de personas sin importar su libertad, sus derechos y su salud. Si es así no habría que irse a otra galaxia o buscar en otras dimensiones paralelas para encontrar reptilianos o mejor dicho personas que se mueven empujadas por su cerebro más salvaje y primitivo. Basta mirar la noticias o echar un vistazo al entorno más cercano para darse cuenta que no llevan cola ni tienen escamas pero sí son seres humanos con menos empatía que el resto. Quizá ni siquiera son malos, sencillamente no han evolucionado y siguen atrapados en los reflejos instintivos de una mente sin matices, control y empatía. Les falta usar el Neocortex, algo que si usan muchos y que están también en el mundo sembrando conciencia para dar más equilibrio a las sociedades aún dominadas por lo primitivo, salvaje y reptil.

Para leer otros artículos relacionados al esoterismo y misterio puedes hacer clic directamente AQUÍ.

Para leer otros artículos relacionados con conciencia y espiritualidad puedes hacer clic directamente AQUÍ.





0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.