La Justicia y equilibrio que necesitan los animalistas ||



Hace solo unos días subí al blog un artículo en dónde hablaba sobre el paradójico comportamiento de los defensores de los animales que totalmente cegados por su fanatismo se transformaban en personas agresivas y crueles, reproduciendo el comportamiento que tanto criticaban en los demás. Al respecto ayer y por pura sincronía ha aparecido en televisión y en otros medios la noticia de una mujer antitaurina que ha deseado la muerte de un niño con cáncer que sueña con ser torero. El comentario hecho en una red social decía así:

"¿Qué opino yo? Yo no voy a ser políticamente correcta. Qué va. Que se muera, que se muera ya. Un niño enfermo que quiere curarse para matar herbívoros inocentes y sanos que también quieren vivir. Anda yaaaaa! Adrián, vas a morir"

La autora de tal joya dándose cuenta del revuelo que generó su comentario borró su perfil como por arte de magia lo que refuerza la idea de que ella se dio cuenta de que sus palabras salieron de la espontaneidad inconsciente y no desde lo racional en dónde seguramente hubiera necesitado un par de minutos más para escribir un comentario. Al respecto hago hincapié en esta noticia precisamente por la coincidencia que ha tenido con lo que escribí sobre la irracional forma que tienen algunos animalistas para defender sus ideales, algo que además no comparto en absoluto. He leído que PACMA (Partido Animalista contra el Maltrato Animal) rechaza tajantemente la opinión vertida por la mujer antitaurina aunque si lamentó elegantemente que el niño fuese educado en algo que consideran violencia hacia los animales.

Evidentemente a mi la posición de PACMA me parece la más razonable y equilibrada ya que como institución es consciente que la lucha por la defensa de los animales no consiste en salir al mundo a quemar personas como si esto fuera la inquisición sino que conlleva un lento y gradual proceso informativo que busca generar conciencia en la población respecto al trato que se le da a los animales. Los quemabrujas y los empaladores creo que no le caen bien a nadie y su influencia más que permitir un balance en la sociedad la desestabilizan y hacen sangrar con una violencia sin criterio ni corazón. Más allá de si existen antitaurinos o defensores de los animales lo esencial es no perder el equilibrio, la justicia y las razones pero por sobre todo la humanidad. 

La carta de tarot que he puesto en portada es La Justicia precisamente porque representa equilibrio y moderación. Invita a ponerse en el lado de todas las partes implicadas para así entender sus razones con profundidad lo que finalmente definirá el exito de una negociación. No se pueden lograr acuerdos si no tenemos empatía con los demás ni menos se pueden alcanzar las metas particulares si vamos por ahí pisoteando a los que se nos cruzan en el camino y piensan distinto a nosotros. Justicia, por favor. Equilibrio y corazón.

Para leer el primer artículo en dónde hablé de los animalistas haz clic AQUÍ.
Para saber más detalles sobre la noticia haz clic AQUÍ.

Para leer otras reflexiones en este blog haz clic AQUÍ.
Para leer otras reflexiones asociadas a cartas de tarot haz clic AQUÍ.





0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.