Trump & Clinton: La Victoria de Géminis ante Escorpio.



La primera noticia que veo al encender el televisor es la que informa que Donald Trump es presidente electo de los Estados Unidos y más allá de adentrarme en la paja mental-política que puede existir entre él y su contrincante Hillary Clinton lo primero que pienso es en el signo astrológico de cada uno. Ella Escorpio del 26 de Octubre y él Géminis del 14 de Junio ¿Que relación se podría establecer con esa sencilla información? Pues lo suficiente como para hacer la siguiente reflexión:

Dentro de los signos astrológicos Géminis pertenece al grupo de Los Mutables, lo que guarda relación con sus características cambiantes que por un lado pueden dar el perfil de alguien voluble e impredecible pero al mismo tiempo puede dar mucha adaptabilidad a condiciones nuevas, transformando al geminiano en una persona que es capaz de evolucionar sin extinguirse. Estas características básicas curiosamente encajan con Donald Trump, un tipo que un día dice algo y al otro parece que cambiara la versión. Un día puede prometer enviar a la cárcel a su contrincante y al otro puede agradecerle su gestión, felicitándole además por su duro desempeño ¿Podría haber un comportamiento más geminiano? Yo creo que no y esto es así no porque Géminis sea un vendecuentos sino porque sinceramente cambia según su estado anímico, lo que puede llevarle a cambiar de idea de un momento a otro de acuerdo a las circunstancias. Eso tiene mucho que ver con flexibilidad y también con ese aspecto mutable de todo Géminis.

Por otro lado tenemos a Escorpio, un signo astrológico que pertenece al grupo de Los Fijos, que señala a personas estáticas y que tienen tendencia a tener ideas o valores estables y poca capacidad de cambio a lo largo del tiempo. Se podrían considerar defensores de las tradiciones (las que realmente les importen) y esto también puede dar el perfil de personas que son de ideas fijas y a las que es muy difícil convencer cuando algo verdaderamente se les mete en la cabeza. Esta resistencia, esta capacidad de ser un pilar es muchas veces el gran soporte de su personalidad y se transforma en un gran valor ya que les ayuda a ser fieles a sus ideales y sueños, transformándose en referentes para otras personas que buscan líderes fuertes, estables y consolidados. La consolidación en este caso es el resultado de mantener la misma posición física e ideológica durante tanto tiempo como para producir en los demás la confianza que viene de saber que hay algo que no cambiará y que por tanto garantizará un futuro sin sobresaltos. Escorpio sabe muy bien consolidarse precisamente por su fuerte resistencia y por ser capaz de mantener su posición contra viento y marea. Esto es algo que caracteriza mucho a Hillary Clinton y ha sido la tónica de su campaña, siempre manifestando la continuidad de un estado ya instaurado con el anterior presidente. Podríamos decir que ella ha sido siempre fiel a los suyos y ha demostrado su honestidad frente a sus propios ideales, independiente de lo que la gente diga de ella, algo muy de Escorpio además: esa capacidad de ser uno mismo y creer a rajatabla en lo que siente y cree, hasta las últimas consecuencias.

Entonces ¿Qué ha pasado en Norteamérica? Pues que la gente ha votado por aquel lider que representa Lo Mutable y ha hecho oídos sordos a la figura estable y consolidada del líder que garantizaba la continuidad. Se han pasado por el arco del triunfo Lo Fijo que representa Hillay Clinton. Así la fuerza voluble de Géminis se ha comido la estática e intensa fuerza de Escorpio y esto ha sido precisamente porque Géminis ha tocado el punto débil de todo Escorpio que es precisamente su cabezonería y resistencia al cambio que les lleva a ser poco flexibles y decantarse en la mayoría de los casos por su lealtad a los viejos patrones de comportamiento en dónde casi siempre tienen sentimientos comprometidos y de los cuales no se pueden despegar. Eso fue lo que llevo a Hillary Clinton a convertirse en una magnética líder que no pudo desmarcarse de su bagaje político que a ojos del pueblo norteamericano le convirtió en la Juana de Arco de un tipo de política que esos ciudadanos ya no quieren para su país. Ella representa la figura de la Heroína siempre fiel que es capaz de hundirse con los suyos sin abandonarlos ni alejarse de ellos, mientras tanto por otro lado aparece la fuerza flexible y voluble de Donald Trump, un Géminis carismático que ofrece vientos de cambio por doquier, prometiendo desestructuración justo allí en dónde la escorpio Hillary Clinton prometía consolidación en el mismo sitio. No es necesario imaginarse más cosas para saber porqué pasó lo que pasó: los norteamericanos no han votado por un político específico ni por un partido específico sino por un tipo de energía o fuerza que les promete cambio al costo que sea y que ellos están dispuestos a asumir si eso significa que les saquen del Statu Quo del cual ya están aburridos y cabreados.

Así es como Géminis venció a Escorpio y así es como una actitud rígida y estable puede transformarse a largo plazo en algo negativo que termina reventando con fuerza en el rostro de todos, cuando aquellos que se ahogan buscan desesperadamente algo nuevo, la señal de un cambio que no importa de dónde venga, mientras venga. Lo que sea necesario para liberarse del Statu Quo, incluso aferrarse a la fuerza impredecible de un Géminis que ahora será medido con una nueva vara y que deberá responder por la nueva responsabilidad que un montón de personas cansadas han puesto en él ¿Se acabará el mundo o seguiremos existiendo? No lo sabemos, pero una cosa ha quedado clarísima: esto son tiempos de cambio, incluso de lo más extravagantes. Nada nuevo para aquellos que piensan que estamos en la Era de Acuario, el signo astrológico de los imprevistos, del shock y de la revolución mental, para bien o para mal.

Para leer más sobre los signos astrológicos fijos y mutables haz clic AQUÍ.
Para leer otros temas relacionados a Astrología haz clic AQUÍ.
Para leer reflexiones con conciencia haz clic AQUÍ.



0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.