El Cometa Halley y los sistemas predictivos ||



"La imprecisión de una profecía o predicción no radica en la mala suerte o falta de don sino en el desconocimiento de sus engranajes ocultos. Así el supersticioso puede acertar cada cierto tiempo jugando al azar y desconociendo el método pero el que es empujado por la curiosidad y el profundo análisis aspira siempre al descubrimiento del patrón y la exactitud de sus visiones"    
                                                                                 

Viendo la serie de televisión Cosmos pude conocer en profundidad el interesante trabajo que realizó Edmund Halley para calcular la órbita del cometa que ahora lleva su nombre. A pesar de que el cuerpo celeste ya había sido avistado siglos antes nadie a lo largo del tiempo había concluido que era el mismo objeto que volvía una y otra vez a la Tierra. Fue precisamente el análisis de patrones del famoso astrónomo el que permitió entender que la actividad del cometa era periódica y totalmente predecible al punto de que hoy en día la comunidad científica sabe con certeza la próxima vez que aparecerá surcando el cielo.

La historia de Halley es fascinante primero porque lo que él hizo en su época era prácticamente una profecía, es decir, se anticipó a lo que sucedería muchos años más adelante y segundo porque su descubrimiento expone el valor incalculable que tiene el estudio riguroso de los patrones no solo en la naturaleza sino también en el cosmos. Esto guarda directa relación con el estudio que estoy haciendo sobre el mecanismo cognitivo que actúa en el tarot y en la astrología,  en dónde los sistemas predictivos actúan gracias a la lectura de patrones que permitirían al igual como lo hizo el famoso astrónomo predecir un acontecimiento futuro. Es razonable pensar que los sistemas predictivos aplicados por el hombre tienen la misma raíz de análisis y entender eso significa dar un salto desde la superstición en las ramas esotéricas a un entendimiento de las mismas que nos obliga a  buscar y estudiar los patrones relacionados ¿de que forma un tarotista o astrólogo lee patrones? ¿cómo es posible describir el pasado y el futuro de una persona sin apenas conocerle? ¿de qué forma el cerebro capta información de su entorno y a cuánta velocidad de procesamiento lo hace? ¿es la persona y el universo un campo de información que puede se leído para luego predecir su comportamiento?

La respuesta a la última pregunta es un sí rotundo. En el caso del tarotista se puede decir que este realiza un análisis consciente o inconsciente de la persona  a quién lee las cartas a tal punto que la sola presencia o voz del consultante puede entregarle en milésimas de segundo una visión completa de lo que le sucederá, con más o menos precisión dependiendo de la capacidad de quién analiza. En el ámbito esotérico esta cualidad es llamada percepción extrasensorial, sin embargo para la ciencia esto se llama análisis predictivo y teoría de la mente. Es sabido que el cerebro capta mucha más información de la que que es consciente por tanto resulta comprensible que cientos de detalles captados de forma fotográfica y veloz queden almacenados en la mente de un tarotista de forma inconsciente para luego reaparecer de forma mucho más ordenada y coherente, conformando así un discurso predictivo. Esto último sin embargo no quita mérito a la actividad ya que a pesar de que con esta nueva visión despojamos de toda magia al tarot, nos encontramos con un asombroso territorio inexplorado que puede ser explicado y confirmado de forma empírica con leyes científicas ya existentes y debidamente contrastadas.

Al terminar de ver la historia de Edmund Halley he sentido emoción y entusiasmo al darme cuenta cómo a veces una profecía que se cumple esconde un método y una explicación racional incluso más asombrosa que la creencia que durante los primeros años de mi práctica como tarotista tuve que aceptar a regañadientes y que implicaba resignarse al misterio sin develar sus ocultos engranajes. Con mayor motivo creo que sería un error no estudiar y rechazar el aspecto predictivo que todos tenemos y que a lo largo de la historia ha evolucionado para presentarse como una herramienta más en nuestra lista de virtudes y capacidades. Se despierta en mi la esperanza y la certeza de que la actividad a la que me dedico puede dar pasos gigantescos hacia la comprensión de la mente humana y de paso ayudarnos a ir más allá en el redescubrimiento de aquellas ramas esotéricas aún cubiertas de negras nubes de superstición. 

Otros artículos que podrían interesarte

Los españoles son los más supersticiosos de Europa AQUÍ.
La cara auditiva: cuando la voz construye el rostro AQUÍ.
CRISPR: modificar el destino sin usar magia AQUÍ.
Cuando el mundo esotérico es una secta AQUÍ.
Más artículos AQUÍ.


0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.