13 razones para entender a un suicida || Serie TV



Hace poco terminé de ver la primera temporada de la serie POR TRECE RAZONES y antes de todo debo admitir dos cosas que había leído previamente en otras reseñas y críticas de la serie. La primera, que los capítulos podrían durar diez o veinte minutos menos y que es una serie con un marcado sello norteamericano de instituto que recuerda otras series más antiguas de temática similar.

Otra cosa que es importante informar es que al principio la serie puede aburrir un poco porque la trama general se va desenredando poco a poco y a través de muchos diálogos entre personajes que a pesar de todo están bastante bien perfilados en su papeles. No falta el deportista de turno, las chicas populares, los frikis y la chica a la que hacen bullying. Pero aquí, al mencionar a esa chica llamada Hannah Baker es en dónde la cosa empieza a cambiar y la serie empieza a decantarse hacia algo distinto de el resto de series de las cuales esta parece beber. No hago spoiler ninguno si digo que desde un principio la trama trata de una chica que se suicida por el bullying del que es víctima pero es la forma en la que se cuenta la historia lo que enriquece el relato, llevándonos a entender este fenómeno mucho más allá de lo que las campañas antisuicidio o antibullying nos intentan vender. El tema es muchísimo más complejo y sórdido, mucho más violento y sobrecogedor no tanto por la presencia de escenas fuertes (que las hay pero pocas) sino por la intensidad de emociones que se tratan y que nos llevan a ponernos en el papel de la protagonista y a entender su larga procesión.

POR 13 RAZONES nos cuenta paso a paso el engranaje social que produce el lamentable desenlace de la protagonista como si se tratase de una enorme telaraña cuyos hilos construyen un resultado que se podría haber evitado si todos los personajes hubieran entendido cuáles eran las treces razones por las que Hannah Baker decide tomar la opción del suicidio y que deja perfectamente explicadas en siete cintas de cassette grabadas por ambos lados. Y digo que esto va más allá que lo que los medios o noticias muestran ya que estos no pueden darse el lujo de exponer en casi trece horas lo que de verdad produce el suicidio de una persona, porque somos una sociedad con prisa que no puede detenerse a comprender la vida de alguien que no quiere estar en este mundo. Esa misma prisa con la que luché al principio de la serie y que por momentos me hacía desistir de verla para luego hacer un esfuerzo extra y encontrarme con la lección que el mismísimo ritmo de la historia me estaba enseñando ¿acaso creías que te mostraríamos las trece razones así de rapidito? ¿acaso crees que se puede conocer a las personas en modo exprés? de la misma forma en que nos toma un tiempo el conocer a alguien en profundidad así mismo la serie nos hace entender que verla no es distinto a conocer a alguien por primera vez. Necesitamos tiempo, al principio nos podemos aburrir frente a alguien que lo único que hace es llorar y quejarse hasta que de repente pasamos ese momento crítico de nuestro propio egoísmo y empezamos a ver al otro. Comenzamos a ver a Hannah Baker y empezamos a sentir profunda pena por lo que le está sucediendo. Sientes rabia también. Entiendes que aunque ella ya no está su historia y la serie abren una puerta a un nivel superior de comprensión de la tristeza y el malestar psicológico.

¿Qué mata realmente a Hannah Baker y a todas esas personas que andan por el mundo con un perfil muy parecido a ella? ¿Es solo el bullying? ve la serie y te enterarás. Pero no la veas con morbo. Ve la historia con conciencia, corazón y responsabilidad.

NOTA:

Leí que algunos organismos e instituciones educacionales estaban desaconsejando ver esta serie por que se consideraba una idealización romántica del suicidio cuando en realidad es todo lo contrario. No tiene nada de romántico cuando observamos con claridad el sufrimiento de una chica que metida en una espiral de conflictos termina tomando una decisión que no es la mejor sino la única que le queda. Se entiende que idealizar algo es mostrarlo como algo interesante, algo que mola, pero ya les digo yo que después de ver la serie uno no se queda pensando en Oh que guay es el sucidio y el bullying, al contrario, uno se queda pensando ¿Porqué mierda no había entendido esto antes?

Puedes ver la serie en Netflix AQUÍ.
Para leer el resumen y análisis de otras series AQUÍ.
















0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.