La esencia del tarotista es algo que nadie puede robar.




Hace pocos días fuí testigo de cómo una colega española se vio afectada por el plagio que otra persona  hizo de textos completos de su página web y de su página de Facebook. La copia era tal que la plagiadora ni siquiera cambió palabras sino que mantuvo espacios, comas y tildes tal cual, como si ella misma hubiese escrito todo eso y por supuesto sin darle el crédito a la verdadera autora. Si hubiera un premio al mejor copy paste del mundo de seguro se lo daban.

El asunto es que apenas me enteré de la noticia solidaricé con la colega y comenté en la publicación denuncia que ella misma había puesto en un grupo de Facebook dedicado a estos temas. El resultado fue la expulsión de la plagiadora y la misteriosa desaparición de su página de fans que de seguro sucedió porque ella misma la eliminó al verse pillada o porque Facebook se la cerró por no cumplir con las normas comunitarias que implican también no utilizar contenido con derechos de autor o que puedan ser reclamados por terceros. El asunto es que por esas cosas de la vida me enteré que la plagiadora había escrito una declaración en donde reconocía su error aunque no pedía disculpas directamente a la colega española (hija mía, te ha faltado eso). La explicación y el reconocimiento me parecieron positivos sobre todo porque la plagiadora admitía que pese a haber una especie de conocimiento universal que nos corresponde a todos era y es esencial imprimir de esencia o YO las cosas que hacemos, ya sea un página web o cualquier cosa que se nos ocurra crear. Porque claro, las palabras son de todos pero si yo las organizo de determinada forma el discurso que construyen es mío y de nadie más. Eso marca la diferencia entre uno y un montón de personas que tienen cada una su sello personal, algo que también trasciende al mundo de las cartas en donde cada tarotista hace un esfuerzo por plasmar en su página web o en todo lo que hace esa característica única y especial.

En su momento sentí bastante rabia por la noticia del plagio de la colega porque he sido también víctima de plagios que por suerte he pillado pero quizá sea este el único caso en dónde veo que la culpable asume la responsabilidad y admite que cometió un gran error. También es cierto que no tenía muchas alternativas ya que es una persona con cierta reputación mediática que que ha hecho entrevistas en radio y televisión de su país por tanto no decir nada sobre el asunto a la larga hubiera empeorado todo al no reconocer algo que le había dejado totalmente expuesta y señalada no sólo en España sino en varios países. Ya sabemos que por las redes sociales al final todo se sabe y aunque el mundo parece grande luego nos damos cuenta que el mundillo de las cartas es un pañuelo y es muy fácil toparse con personas en muchos lugares comunes.

Sea como sea, para la plagiadora arrepentida esto ha sido una lección para aprender que debe trabajar su YO y construirse una personalidad, sin necesidad de robársela a otra persona. Algo fundamental para dedicarse a esto del tarot en dónde a muchos se les olvida lo importante que es el sello del tarotista, algo que forma parte integral de su trabajo no solo con la interpretación de las cartas sino también con la forma en que se expresa en redes sociales y otras plataformas digitales. Con mayor motivo ahora que todo parece estar interconectado las mentiras parecen tener las patas aún más cortas porque es más fácil darse cuenta quienes son los plagiadores y quienes los creativos de verdad. De alguna forma la expansión de internet y la interconexión ayuda cada día más a proteger la esencia del tarotista, algo que nadie puede robar.

NOTA

La imagen de portada corresponde a una ilustración de Agnus McBride, perteneciente al mundo tolkien y cuya imagen es usada con fines educativos en la siguiente WEB. Los créditos finales de imagen corresponden a Iron Crown.

El personaje de la ilustración de portada se llama Saruman y tiene toda la pinta que tengo yo cuando me entero de que me han plagiado. Algo que por suerte ya casi no sucede.




1 comentario:

  1. De acuerdo. Yo leí la declaración y Reconocimiento de la plagiadora. Pero sabes qué? En su mensaje se huele cálculo. Y son evidentes su "desentendimiento" de fondo del error. Y al leer se aprecia claramente que se justifica, que se pone al frente para no perder, y que arguye espuriamente.
    Se nota que sólo sale a defenderse por la necesidad. Cualquiera que lea se daría cuenta que son varias cosas las que "se notan".
    Yo a su disculpa le doy un 30 % de verdad (es sólo mi mirada). Incluso a veces infantil, al.pj to de escribir " yo he estudiado cn los mejores tarólogos del mundo " (que es una mala justificación y que sigue demostrando su "arrimo a buen árbol" para valorar si trabajo.)

    Lo cierto, es que, sus lecturas son pobres, tópicos, lugares comunes. Es lo mismo leer un libro que contar con su lectura.
    Es cosa de apreciar sus textos.
    Responde a esta triste camada de "tarólogos" sedicentes, que al final del día, lo prometen todo pero nunca demuestran nada.
    Jamás serían capaces, por ejemplo, de exponer una lectura real, clara, sobria y concreta, como las que aquí se públican.
    Y creo que son precisamente estos especímenes, los que desprestigian el Tarot y no los que practican una cartomancia y adivinación rotunda, y sin embargo tildada de "inconsciente".
    Saludos.

    ResponderEliminar


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.