Se me acabó la paciencia con los amarres de amor.



Siempre he sido bastante escéptico con el tema de los amarres y cualquier magia que prometa devolver al ser amado en un par de días. Hace unos años traté de encontrar una explicación a porqué eran tan demandados estos servicios en el ámbito esotérico y me di cuenta que había mucho de desesperación mezclado con sugestión por parte de quienes los pedían.

La historia siempre es la misma: amante agobiado comiéndose las uñas al que se le aparece un brujo que le pide dinero para pagar materiales para luego hacer un par de movimientos y rezos mágicos para devolverle arrepentido a ese amante díscolo que se le resiste. Luego por pura estadística resulta comprensible que el 50% de veces la pareja vuelva no porque los pases mágicos del brujo hayan funcionado sino porque aún quedaba amor entre los amantes que a pesar de los conflictos optan por volver a intentarlo. Luego está el otro 50% de veces que por estadística no funcionan porque el amor se acabó y la cosa está tan muerta que por más brincos que de el brujo y por más velas que encienda no va a lograr reconstruir un amor que él no construyó. Entonces viene la amarga parte final cuando se ha cobrado un pastón por materiales y otros cachibaches y ante el fracaso de la brujería el mago se esfuma tan rápido que no deja ni la sombra. El amante agobiado se queda entonces con depresión y además con un tremendo agujero en el bolsillo, entendiendo que ha metido la pata y que le han estafado.

Eso al menos en los casos en donde el desesperado amante tiene la conciencia para darse cuenta que le han estafado porque hay otros que aún habiendo perdido dinero con charlatanes sigue creyendo en los amarres y en menos de un suspiro ya está tratando de meterse a paginas, preguntando en foros o mirando en tablones de anuncios para ver si hay alguien que le prometa amarrar y hacer regresar al amante chulo que no quiere volver. Y otra vez el círculo vicioso en donde ya sabemos cómo acaba todo. En este caso la cosa concluye de forma definitiva cuando la persona se queda sin nada y ya no puede pagar ni por un incienso. Entonces recién se da cuenta que parece que le han jodido y que quizá es buena idea que se ponga a ordenar sus asuntos de dinero porque o se pone las pilas de manera práctica o termina pobre y zumbado.

La conclusión es que me aburrí de los vendemotos y esto ha sucedido porque en mi consulta cada vez me toca hablar con más personas que han sido perjudicadas por estos charlatanes y brujos de feria que prometen la quinta esencia de la magia y lo que se terminan llevando es hasta el último céntimo de las personas, dejándolas más rotas de lo que ya estaban, porque ni siquiera es que cobren barato, es que pegan un palo por dan brincos y encender cuatro velas que compran por mayor a las tiendas mayoristas de productos esotéricos. Por lo mismo yo voto por la sinceridad y madurez para que los que estamos metidos en estos asuntos esotéricos adoptemos una actitud más crítica con el intrusismo de personas sin escrúpulos que disfrazados de espiritualidad, rezos, magia y vírgenes roban a destajo el dinero pero por sobre todo el alma de las personas. Y no, yo no paso por ahí y se me acabó la paciencia con los amarres de amor que no son más que oportunismo y sugestión.

Imagen de portada: Tres de Espadas, baraja Morgan-Greer. Carta de tarot relacionada habitualmente a las problemáticas del amor en donde la traición, la intriga y el engaño suelen encontrar suelo fértil para crecer. La carta habla por sí sola.

Otros artículos que podrían interesarte

Cuando los rituales no funcionan acepta el fracaso AQUÍ.
Mal de ojo: una explicación razonable AQUÍ.
La Tabla Ouija y su poder de sugestión AQUÍ.
El sesgo cognitivo de las brujas AQUÍ.








1 comentario:

  1. yo creo que el que paga por un amarre no puede quejarse si lo estafan, no es ético que hagan eso , claro que no pero obligar a una persona a estar contigo solo porque lo extrañas tampoco me parece muy etico, estas personas que se topan con estafadores en el fondo creo que es porque se lo merecian y deben darse cuenta, porque si llegaba a funcionar estarian haciendo un mal terrible

    ResponderEliminar


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.