TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

Post Top Ad

Your Ad Spot

26 de septiembre de 2017

Descifrando Películas || Johnny cogió su fusil.




La película narra la historia de Johnny, un chico lleno de entusiasmo que va a la guerra y regresa de ella completamente mutilado, reducido a un tronco y una cabeza sin rostro. No puede moverse, ni ver ni oír y su sensibilidad se reduce a las vibraciones que siente cuando alguien entra en su habitación, cuando siente la luz del sol en su piel o cuando la mano de una gentil enfermera le limpia. Así comienza la desgarradora experiencia de un joven soldado que cogió su fusil en nombre de una patria que le cuida pero al mismo tiempo le desconoce.

La mayoría de la crítica considera la película JHONNY COGIÓ SU FUSIL una historia antibelicista por excelencia y yo veo en ella algo parecido a lo que vi en El Enigma de Kaspar Hauser, una forma metafórica de entender el despertar de la conciencia incluso en las condiciones más paupérrimas tanto físicas como psicológicas. Johnny (o lo que queda de él) vive en una prisión construida por limitaciones brutales y aún así va volviéndose consciente poco a poco de su situación. Duele el alma oír sus diálogos internos que en la película aparecen como una voz en off que nos cuenta este lento y cruel despertar del soldado que poco a poco entiende que no queda ya casi nada de su cuerpo, excepto parte de su cerebro y la capacidad de seguir pensando y reflexionando sobre sí mismo. Así mismo sorprende el proceso gradual por el cual Jonny aprende y se adapta a su nueva condición, demostrando una voluntad a toda prueba que le devuelve la dignidad y el orgullo pese a su dolor y tragedia.

Contar más detalles de la trama sería hacer un spoiler completo de la película, por lo mismo he omitido detalles importantes que solo tú, curioso lector, podrás rectificar si es que te sientes llamado a ver esta triste y reflexiva obra de arte. Finalmente una cosa queda clara: no es tanta la tristeza que produce ver el cuerpo y rostro mutilado de un joven soldado, la más grande desolación se siente cuando las jefaturas militares a cargo crean pequeñas escaramuzas para bloquear las peticiones de un cada vez más despierto Johnny que ya al finalizar la película nos demuestra a todos que lo más indigno de la guerra son las instituciones podridas que esconden bajo su falsa moral marcial la realidad de un mundo en donde lo único que resplandece es el heroico intento de un soldado por elegir y exigir su propio destino.

IMPORTANTE

La película puede resultar impactante para personas muy sensibles, por tanto sugiero verla acompañado o en un momento en dónde uno se sienta moralmente preparado para ver una parte de la realidad que pocas veces se ha mostrado tan clara y transparente. No me extraña que su director Dalton Trumbo haya sido perseguido y acosado por exponer sus ideas en una américa que se vendía a sí misma como libre cuando en realidad era solo una dictadura disfrazada de democracia. Exige coraje contar una historia como esta y es por eso que esta película pese a la desazón que me produce es también un manifiesto de vida y voluntad en dónde yo con esta reseña rindo honores al chico que cogió su fusil.

Una de las versiones del video dedicado a la canción One de Metallica contiene imágenes de esta película y su letra es una clara referencia a la historia de Johnny.

Puedes ver la película en Filmin AQUÍ.

Otros análisis de películas que podrían interesarte

El Enigma de Kaspar Hauser AQUÍ.
Requiem por un sueño AQUÍ.
Animales Nocturnos AQUÍ.
Otras películas AQUÍ.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot