TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

Post Top Ad

Your Ad Spot

14 de enero de 2018

Descifrando Series: Dark - Misterio atemporal


La mayor virtud de Dark es la de ser una caja de pandora en donde el misterio se descubre gradualmente y a través de un visionado que exige mucha concentración para entender la vida de un montón de personas de un pueblo llamado Winden en donde abundan secretos y mentiras que dan cuenta de una situación que no es normal y que se relaciona además con una enigmática cueva en medio del bosque y la desaparición de un adolescente. Justo en el punto en el que uno podría pensar en los típicos clichés del psicópata del bosque, los alienígenas o la bestia come-personas la serie da una vuelta de tuerca y nos muestra un panorama inesperado que además impacta por las profundas raíces que tiene. La serie invita a reflexionar sobre la oscuridad pero desde una perspectiva psicológica centrada en lo que se mueve dentro del ser humano: sus miedos, ambiciones y todo aquello que le empuja fuera del camino luminoso y que es finalmente lo que enturbia su existencia en todos los niveles. Una reflexión necesaria para dejar de buscar las raíces del mal fuera y empezar a escarbar en uno mismo, que en donde sucede la verdadera catarsis.

Hay que ser muy cuidadoso para no hacer spoiler ya que la columna vertebral de la serie se sostiene en una idea específica que en el primer capítulo ni se espera pero que ya desde el segundo se puede intuir. Es desde el capítulo cinco en adelante en donde se desenreda el verdadero rollo que hay detrás de esto y en donde se mezclan desapariciones, la enigmática muerte de pájaros que abatidos caen al suelo y un rompecabezas de personajes y situaciones que comienzan a encajar las unas con las otras para finalizar con un estallido mental que nos deja knock-out.

Hay que advertir que la serie tiene mucho diálogo por tanto si eres de los que gustan de las series movidas y con mucha acción es mejor que pases de esta y le eches un vistazo a otra cosa. En mi caso no hubo problema pues me gusta la temática de investigación, los rompecabezas y los diálogos interesantes. Ahora bien, es verdad que tiene guiños ochenteros pero de ahí a decir que se parece a Stranger Things (como he leído en otras páginas) me parece una exageración ya que ambas series tratan temáticas completamente distintas y que en el caso de Dark, enfocan más hacia personajes adultos que son como cebollas: tienen un montón de capas y cuesta saber con precisión cuáles son los buenos y cuáles los malos lo que por supuesto hace mucho más intrigante la historia ya que uno se pasa todo el tiempo tratando de jugar al investigador privado para pillar al culpable de algo que al principio ni se entiende bien y que luego cuando lo entendemos nos pega un mazazo.

La producción de esta serie con diez capítulos es alemana y Netflix se ha marcado un acierto porque la fotografía y la música tienen ese rigor y esa limpieza visual que uno busca además de una buena historia. La combinación de elementos garantiza una segunda temporada para aclarar los cabos que convenientemente han quedado sueltos para que uno como espectador extrañe y sienta esa leve ansiedad por saber qué va a pasar después de ese final que a uno le deja impactado. Porque madre mía, a donde vamos a llegar. Literalmente.

Tú ve la serie y luego entenderás todo.
La puedes ver en Netflix AQUÍ.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot