TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

Post Top Ad

Your Ad Spot

14 de febrero de 2018

El fundamento y mecanismo de todas las mancias.

Quiromancia y horoscopo


Cuando se analiza el funcionamiento del Tarot y de las mancias, una de las ideas más generalizadas pero al mismo tiempo la más insustancial es la de que los objetos que se usan para tales efectos hablan. Como si tuvieran vida propia y nos quisieran transmitir un mensaje. Apegarse a esa conclusión es desconocer por completo los mecanismos cognitivos que producen los resultados de alguien dedicado a estas prácticas. Es ignorar por completo el elemento más importante del proceso y que no es la herramienta, sino el cerebro de quién la usa.

Ya he escrito varios artículos sobre el concepto de la Teoría de la Mente, análisis predictivo y los procesos cognitivos que nos permiten analizar y predecir circunstancias. Y la verdad es que hay demasiadas pruebas como para seguir creyendo en ideas supersticiosas. En ese sentido, cuando uno ama la verdad debe prepararse para destruir cada cierto tiempo sus propias conclusiones. Esto permite abrirse a nuevas explicaciones, especialmente si ellas resultan más coherentes y comprobables. Es el compromiso con la realidad el que nos empuja a transformar nuestro discurso y pulirlo. Acercarlo a lo que realmente se mueve en el ejercicio del tarot y de cualquier otra actividad similar.

Los cartomantes y la premisa cognitiva


Cuando un cartomante ejerce su labor echa mano de forma consciente o inconsciente de sus propios recursos mentales. Esto implica el análisis del consultante desde varias perspectivas que incluyen aspecto físico y características generales (si la consulta es presencial) o tono de voz y uso determinado de palabras (si la consulta es telefónica).

Incluso en las lecturas escritas, en donde no hay presencia ni voz, la forma en que alguien escribe dice ya muchas cosas de la persona. Si lo hace a trompicones, si usa demasiada palabras de lamentación o exageradas aseveraciones sobre su ego y el tremendo mal que otros han hecho sobre ella. Todo eso es un envío de información constante, que el cartomante receptivo y concentrado captará para deducir, inferir y ofrecer resultados como si de una calculadora se tratase. Es importante añadir que este mecanismo no es exclusivo de quienes usan las cartas sino que también es utilizado de forma consciente o inconsciente por videntes y cualquier otra persona dedicada a una mancia específica, indistintamente de la herramienta que use. Todos ellos tienen un cerebro y por tanto funcionan bajo la misma premisa cognitiva. 

Los que no entienden por qué hacen lo que hacen


Otra cosa, completamente distinta, es que algunos no entiendan por qué hacen lo que hacen y remitan sus capacidades a creencias subjetivas y sin comprobación. Evidentemente, ellos intentan rellenar el hueco que deja su ignorancia al respecto. No todos, por cierto, son estafadores. Hay también personas ingenuas o sin educación suficiente, que no han reparado en el cerebro como órgano fundamental en este tipo de procesos habituales en el esoterismo.

Sea como sea, es esencial entender que el consultante es una enciclopedia de información, incluso sin necesidad de abrir la boca ni contar la historia de su vida. De ahí que para muchas personas poco informadas de los procesos cognitivos les resulte asombroso el cómo alguien que no les conoce pueda saber tantas cosas de ellas.

Lectura en frío y Teoría de la Mente


El compendio de mecanismos que actúan en una sesión cualquiera de una mancia podría resumirse así:

  • Lectura en frío 
  • Teoría de la Mente 
  • Análisis de escritura 
  • Cara auditiva 

Todos los cartomantes y videntes utilizan la lectura en frío, siendo o no conscientes de ello, y su función tiene que ver con procesos cognitivos específicos que nos permiten deducir, adjudicar pensamientos a otras personas y predecir de forma más o menos certera su comportamiento, sin magia ni poderes paranormales. Lo que ya conocemos como Teoría de la Mente.

En el ámbito de los procesos cognitivos tenemos otras cualidades que trabajan de forma conjunta con la lectura en frío. Son el Análisis de Escritura y La Cara Auditiva, que aparecen como sub-procesos y explican el cómo se puede conocer a alguien por la voz o por la forma de escribir. 

Sobre la cara auditiva ya he escrito un artículo en este blog y con respecto al análisis de escritura me desmarco completamente de la Grafología que es una pseudociencia que toma prestado gran parte de sus bases de una técnica estudiada y certificada como es el Peritaje Caligráfico en el que sí confío plenamente. Así, resumiendo, tenemos la lista de procesos que intervienen en la práctica de distintas mancias ya sea en modalidad presencial, telefónica y por correo.

Ahora bien, existe cierto debate con la lectura en frío ya que muchas personas (habitualmente escépticos) la consideran un mecanismo exclusivo de estafadores, pero esta es una visión sesgada y reduccionista. Esto, considerando que esta práctica si incluye mecanismos cognitivos reales que si se ejercitan pueden transformar a una persona en alguien experto en leer a otros. 

El propio Carl Sagan en su libro El Mundo y sus Demonios (p.268) repara en la brillantez con la que algunos adivinos, videntes o cartomantes pueden captar al otro sin echar mano de ningún fundamento mágico. Esto quiere decir que no podemos pasar por alto las cualidades mentales de personas que parecen tener una capacidad innata para leer y predecir a otros. Mucho menos podemos desechar la explicación por vía cognitiva de algo que por ahora está relegado al territorio de esotéricos y vendemotos. Es indispensable poner el tema sobre la mesa y separar la paja del trigo, diferenciando al que realmente tiene cualidades innatas para leer a otros del que lo hace a través de trucos y clara intención de estafa.

Mal uso de la lectura en frío, ignorancia y estafa


El gran problema aparece cuando alguien que practica o se dedica a una mancia, pasa por alto el contexto científico y los procesos cognitivos que hay detrás de su actividad. Al ocurrir esto cabe la posibilidad que la persona se monte en su cabeza una serie de creencias sin sostén racional para justificar aquello que no entiende. Otra posibilidad es que la persona, a sabiendas, se invente una historia falsa para aturullar al consultante con jerga mágica, haciéndole creer que lo que hace es posible gracias a poderes mágicos que elevarán su tarifa a precios astronómicos. Eso además de dejarle en una posición de superioridad frente al consultante, que novato en los asuntos esotéricos tendrá que agachar la cabeza y aceptar lo que sea que le quieran colar.

Son ya conocidas las técnicas de mediocres lectores de personas que usan como bastón preguntas que intentan sonsacar información al consultante. Estos lectores no tienen una ejercitada Teoría de la Mente y para suplir su carencia echan mano de cualquier sistema, sin tener en cuenta la ética y responsabilidad para con el consultante. Entonces en el escenario ya no son protagonistas los procesos cognitivos innatos, sino el afán por conseguir información del otro de las formas más retorcidas posibles.

Recuerdo un caso específico en un foro de tarot, en donde supuestos videntes/tarotistas tenían un nick oficial y otros nicks fantasmas que eran utilizados como esbirros para recoger información y datos sobre la vida de otras personas. El sistema era sencillo: el vidente escondido en otro nick se ofrecía a ayudar a otras personas consiguiendo así la confianza para que más de alguno le contase su problema con lujo de detalles. Después de un tiempo y por arte de magia el vidente se presentaba frente a la persona con su nick real y le revelaba cosas al impactado consultante que no entendía cómo era posible que supiera tantas cosas de él. Me enteré de la estrategia porque en más de una ocasión los supuestos videntes se equivocaban de identidad y hablaban a través de sus nicks fantasmas diciendo cosas que les delataban. 

En otros casos la revelación era más directa: el propio estafador admitía lo que hacía en tono burlón. Y este caso no es exclusivo de un foro. También me he enterado de situaciones en donde un amigo llevaba a la víctima a una vidente y esta le revelaba información que era imposible que supiera, dejando impactado al consultante que no tenía idea de su supuesto "amigo" en realidad era cómplice de la vidente. Este tipo de casos dejan en evidencia la extrema ingenuidad de las personas, que también con su ignorancia tienen responsabilidad al ser engañados de forma tan descarada. Por lo mismo, es importante crear un plan de contingencia para así evitar o dejar huecos libres en donde alguien nos pueda engañar.

Cómo rectificar las cualidades de alguien dedicado a una mancia


Si yo como cartomante o tarotista quiero probar el nivel de mis capacidades para leer y predecir a otros de forma natural y sin engaños, debo renunciar a ciertas cosas. Por ejemplo, a hacer preguntas al consultante que me permitan deducir información sobre él. Con mayor motivo, debo evitar prácticas reñidas con la ética y moral profesional. Así sabré si realmente mi Teoría de la Mente está realmente desarrollada, como para no necesitar bastones ni dudosos procedimientos. Soy yo el primero que le dice a los consultantes que cierren la boca y que me den la menor cantidad de información, para así poner a prueba mis capacidades. Eso es lo que debería hacer todo practicante de alguna mancia. Renunciar a saber el signo astrológico, fecha de nacimiento, color de pelo y cualquier otro detalle sobre el consultante. Todos deberíamos conformarnos con la presencia, la voz y la escritura. Sin pistas ni enrevesados trucos que son estafa y engaño premeditado. 

Esa es, sin duda, la única forma de asumir un tipo de trabajo que debe ser transparente y exponer sus reales mecanismos. En una época en donde los listillos de siempre hacen su agosto, ocultándose entre aquellos que realmente tienen una capacidad innata para leer y predecir a otros.

Después de haber leído este artículo más de alguien se preguntará para qué sirven las cartas, las runas o la bola de cristal, cuando en realidad el que hace todo es la persona. Pues esa pregunta la dejo abierta para un siguiente artículo.


1 comentario:

  1. Es verdad ...lo q dices yo siempre decia no me cuentes nada cuando memos sepa de ti MAs vere ya luego SI quieres me haves preguntas concretas pero Para q yo fluya necesito no saber nada de ti.

    ResponderEliminar

Post Top Ad

Your Ad Spot