TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

Post Top Ad

Your Ad Spot

13 de noviembre de 2015

Elección || Reflexión Libre Albedrío.




En algún punto misterioso más allá del teatro de la existencia existe un amor profundo que nos regaló el libre albedrío: la capacidad de elegir en un abanico infinito de posibilidades la forma y color del traje que en esta vida nos tocaría representar. Este amor simboliza el aspecto amoral de las cosas, en donde el juicio desaparece y lo que se vuelve importante es la refinación de la experiencia de los seres que han elegido volverse conscientes.

Hemos determinado previamente lo que nos ha tocado en esta vida. Ser víctimas, verdugos, prisioneros, dictadores, capataces de mano dura o frágiles espectros que caminan por las calles con toda su locura. Decidimos constantemente perpetuar o cambiar las elecciones pasadas para vivir este presente con una nueva responsabilidad que tiene raíces en lo individual pero también en lo colectivo. Llevamos así nuestro camino lleno de elecciones hacia un destino que vamos construyendo de una forma tan delicada y sutil como grosera y obvia.

Ya sea un criminal, violador, descuartizador o el peor ser humano del planeta, lo cierto es que él se forjó a sí mismo por amor, para ayudar a la víctima a cumplir su profecía dolorosa que ella misma había programado para cuando llegara por fin su redentor. De la misma forma el verdugo eligió su mandato y para cumplir su deseo acudieron a él sus víctimas llenas de amor y espíritu solidario. Esta dinámica es la que responde a aquel amor profundo que nos regaló el libre albedrío y que tiene como objetivo permitirnos experimentar lo que pedimos y necesitamos para nuestro aprendizaje. Ya sea vivir nuestros deseos socialmente aceptados como aquellos sueños horripilantes sumergidos en la oscuridad del alma, cuyo sentido inescrutable es también sagrado y divino como todas las elecciones que conducen al alma. En algún punto misterioso todos hemos tomado una elección primaria: vivir, morir, vencer, fracasar, matar o dar vida. Es así de inescrutable este enigma y así de complejo, que solo una doble dosis de valentía permite acceder a la comprensión más profunda de estas verdades tan enrevesadas y difíciles de tragar.

Es así el ciclo de las cosas. Vida y muerte danzando como hermanas en el espacio infinito, en donde el amor se expande siempre más allá, amoral y sin límites. El ser humano multidimensional eligiendo siempre en medio de un mar de trajes, máscaras y almas amigas que no conocen ni se dirigen por las normas de esta dimensión moralista. Y por encima de todo, el amor como fondo permanente de toda nuestra existencia.

Para leer más reflexiones haz clic directamente AQUÍ.
Para leer información sobre El Plan de Almas clic AQUÍ.
Para leer otros temas esotéricos haz clic AQUÍ.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot