La Importancia del Infierno || Reflexión & Canalización.



De todas las cosas que he experimentado como  ser humano la que más me impactó fue comprender que existen en este mundo personas apegadas profundamente al dolor, a la posición de víctima y a los patrones de su infierno personal. No quieren sanar porque necesitan de esas sensaciones dolorosas como un adicto necesita su dosis de droga para calmar la angustia del vacío, ese sinsentido que acude a ellos cuando pierden su estructura dolorosa a la cual se han acostumbrado. Una estructura que rellena aquel vacío que no desean sentir: vivir en la tragedia es mejor que vivir en la nada.

Sea como sea, estas personas son profundamente libres y creo que nadie tiene el derecho de restregarles en la cara la opción de un paraíso como si fueran ovejas descarriadas a las cuales es importante redirigir con ayuda del pastor. No es necesario quitarles su suelo ni arrebatarles a la fuerza su preciada droga. Tampoco es justo que se les agreda o se les tache de locos o estúpidos por haber elegido vivir en un infierno. No merecen ser tratados como obsesos y enfermizos ya que la propia insistencia de los sanos por tratar de que los demás sean iguales a ellos es también un acto enfermizo, una toma de poder autoritario sobre la libertad de acción y libre albedrío que cada ser humano tiene derecho a reclamar.
 
Hablamos de ayudar a los que están mal pero por dentro parecemos dictadores que pretenden que todos se comporten como uno solo. Queremos que desaparezca el averno porque no lo aceptamos y por lo mismo no aceptamos a quienes viven en el. Rechazamos constantemente la tragedia y el dolor, transformándonos en racistas espirituales que aullan frases de jabón y lejía para hacer desaparecer la mancha sagrada de este mundo a la que hemos llamado infierno.

Quizá es justo que la mancha exista y que algunos la quieran mantener para vivir en ella. Pero ¿Cesarán en su impulso de transformación los impolutos espirituales que observan con malos ojos el hogar doloroso de los adictos?









NOTA 1: 
La imagen de portada pertenece a una serie de ilustraciones hechas en el siglo XIX por Gustavo Doré apoyado e inspirado por los cantos de La Divina Comedia de Dante Alighieri.

NOTA 2:
El concepto de Infierno utilizado en este texto no refiere explícitamente a un lugar físico, sino a un estado mental que contiene características recopiladas por religiones y distintas culturas a lo largo de la historia.

NOTA 3:
El concepto de Espirituales no refiere ni apunta a ninguna doctrina específica, sino que ha sido utilizado a modo de adjetivo para relacionarlo a aquel aspecto humano que rechaza lo opuesto a su naturaleza espiritual, prístina y/o más elevada.



0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.