Descifrando Películas: In Time || El Tiempo es Oro.




En un futuro cercano la ciencia ha logrado frenar el gen del envejecimiento pero en vez de permitir a todos vivir eternamente existe un curioso sistema que limita la vida a los 25 años, edad en dónde todos mueren excepto que sean capaces de ganar tiempo y agregarlo a su cuerpo a través de unos relojes orgánicos que llevan incrustados en sus brazos y que muestran lo que les queda de vida.  Si ganas más tiempo puede vivir muchísimo más conservando de forma permanente la apariencia de los 25 años, límite en dónde el cuerpo deja ya de envejecer. Con un panorama así la pregunta obvia es ¿Cómo se gana tiempo? Pues trabajando ya que en las empresas del futuro a las personas se les paga con tiempo. Hasta ahí todo va bien y ordenado en el sistema hasta que por una serie de sucesos imprevistos el protagonista de la película, un joven obrero de una fábrica que vive con lo justo, se ve con su reloj orgánico lleno de tiempo que un hombre misterioso le ha regalado antes de suicidarse lo que activa la alarma de la policía que apunta al joven como el responsable de su muerte, iniciándose así un intenso juego del gato y el ratón en dónde el protagonista huirá y descubrirá lo que hay realmente detrás del telón de este sistema en el cual participa lo que producirá de paso un drástico cambio de actitud en él.

ANÁLISIS SIMBÓLICO

No hay que ser muy astuto para darse cuenta que el monopolio del tiempo al que hace referencia la película se parece al sistema capitalista en el que nos movemos y en dónde se debe participar para así ganar algo que nos permita seguir vivos. Si dejas de trabajar, usar dinero o te sales del sistema te mueres, por tanto estás obligado a moverte dentro de él en dónde además hay un fuerte desequilibrio porque un pequeño porcentaje de personas acumula la riqueza del mundo mientras que la mayoría vive al día o intenta sobrevivir medianamente bien. Este desequilibrio aparece muy bien reflejado en la película con la presencia de algunos mulimillonarios que disponen de siglos mientras que otros solo tienen un par de horas para vivir. Lo curioso (además de sospechoso) es que son precisamente los multimillonarios los que controlan las empresas y el tiempo que se les paga a los trabajadores que habitualmente es lo justo y necesario para que puedan vivir al día. Aquí podría poner un cartelito que diga cualquier parecido con la realidad es solo coincidencia pero a mi en lo personal no me parece una coincidencia sino una especie de manifiesto para cuestionar la justicia y equidad del sistema de la película y también del sistema en el que nosotros participamos. En la película nuestro audaz protagonista toma una serie de acciones que a los ojos del público podrían estar fuertemente reñidas con la moral, la ética y las buenas costumbres pero luego al mirar el comportamiento de los multimillonarios dan hasta ganas de ser el protagonista no solo en la película sino también en la vida real.

La conclusión y escena final puede dar para muchos análisis y quizá no todos compartan las medidas drásticas que el protagonista ha decidido aplicar para liberarse pero una cosa es clara y es probable que todos coincidan en aquello: hay una desequilibrio inherente al sistema que no sabemos muy bien de dónde viene y que es importante revisar. Así como el protagonista quizá descubramos nuevas verdades que nos llevarán a proponer y crear un nuevo paradigma, algo más justo pero por sobre todo más humano. Ese es el mensaje que parece ocultarse detrás de este thriller futurista que entre líneas es también un puñetazo de conciencia y cuestionamiento.

IMPORTANTE:

Para leer otros análisis simbólicos relacionados a películas puedes revisar la categoría de este blog con la etiqueta Descifrando Películas o bien puedes revisar debajo de esta entrada en dónde dice Related Posts (Entradas relacionadas). Estas opciones están disponibles solo en la versión web de esta página.


0 comentarios:


CONDICIONES Y NORMAS PARA COMENTAR.

Tienes libertad para comentar en este blog siempre y cuando cumplas unas normas básicas que de seguro ya debes conocer como son evitar insultos y comportamiento inadecuado que deje en evidencia rasgos agresivos o de intolerancia hacia el contenido de este blog o hacia otros participantes de esta página, persona o grupo social. Para comentar puedes hacerlo de forma anónima o bien puedes usar tu nombre o un alias no comercial. No se permite hacer publicidad de ningún tipo ni tampoco se permite usar nombres comerciales que dirijan a páginas de condición similar. Si te parecen bien estas condiciones mínimas opina sobre lo que quieras y comparte tus pensamientos aquí que yo estaré encantado de responder y colaborar.