TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

Post Top Ad

Your Ad Spot

22 de febrero de 2017

Nuestros movimientos nos delatan





En la medida que profundizo en las ciencias cognitivas y su relación con los mecanismos que actúan en la videncia, el tarot y los sistemas predictivos, voy encontrando información muy interesante. 

Como por ejemplo, el hecho de que nuestro cerebro tiene un área específica que actúa como espejo del otro, permitiéndonos prever o anticipar el movimiento que hará una persona. Esta área del cerebro funciona como un sistema de memoria que almacena todos los movimientos que hacemos a lo largo de nuestra vida y que nos permite ponernos en el lugar del otro cuando le vemos iniciar un movimiento que nosotros en el pasado hemos iniciado de la misma forma, llevándonos a concluir cómo lo terminará.

Obviamente esto no es magia, sino un refinado sistema de percepción que ayuda por ejemplo a un futbolista a anticipar al movimiento del rival en la cancha de fútbol. De seguro Messi y Cristiano Ronaldo tienen esta capacidad altamente desarrollada.

Lo interesante de todo esto es que antes y en otro artículo propuse la idea de que los mecanismos predictivos que funcionan en la videncia u otras mancias, más que ser la consecuencia de algo sobrenatural responden a funciones cognitivas altamente sensibles y que las personas utilizan sin siquiera ser conscientes de ellas. Esto les permite predecir qué dirán, que harán o qué tipo de decisiones tomarán otras personas en distintos escenarios. 

El artículo que leí en una revista especializada me ayudó a reafirmar aún más mi teoría cuando vi un ejemplo relacionado con la forma en que los parámetros cinemáticos son leídos por una persona para predecir las acciones de otro, quedando demostrado que existen mecanismos cognitivos encargados de esa función. 

Esto, por supuesto, es solo el inicio de toda la información que he buscado para contrastar porque aún falta hacer las confirmaciones que acrediten que no solo el movimiento se puede predecir sino también el proceso lógico y las decisiones que una persona pueda tomar a futuro. 

A final de cuentas, parece que el cuerpo humano está dotado de curiosos sistemas que le permiten leer al otro, ponerse en su lugar y pensar incluso como él, motivo fundamental por el cual la idea de predicción ha dado para mi un salto de ser un mero suceso mágico a algo que tenemos de forma genética y que parece ser una herramienta más de nuestra evolución.

Algo que conecta con el concepto de empatía e imitación que también ha sido muy bien explicado por la ciencia a través del descubrimiento de las neuronas espejo, destinadas a mejorar nuestro roce social y la comprensión del resto de personas que nos rodean.

Foto de portada: Anton Belovodchenko





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot