TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

Post Top Ad

Your Ad Spot

11 de mayo de 2018

Urano y mi lado Tauro - Una lucha feroz


Mi lado Tauro es cauteloso y precavido. No da un paso en falso y siempre busca la seguridad de lo material. Algunos podrían confundir sus ansias con la ambición ciega, pero eso sería un error. El querer y el poseer son las ramificaciones de la existencia terrenal. Forman parte de mi personalidad y por tanto, de mi seguridad. Cualquier fallo o desbarajuste en el plano material toca directamente mi psique. Me desestabiliza y me hace sentir miedo. Un pavor natural y que afecta a todo ser humano, cuando el dinero o las cosas materiales no son suficientes para tener un techo, un resguardo o lo que sea para guarecerse de la furiosa vida.

Hay quienes piensan que Tauro solo piensa en cosas. En obtener. Pero no entienden que eso es solo la punta del iceberg. Dentro de todo el jaleo, llega Urano y le mete electricidad a mi cuerpo. Me revuelve y empieza a desmoronar las estructuras que tanto me han costado levantar. Entonces vuelve el miedo y el pánico. Esa sensación de vacío insoportable que barre con todo. Ese objeto físico que tanto me costó tener se cae al suelo y se rompe en pedazos. Entonces algo dentro de mi se destroza. Mi unión con la materia es tan íntima y profunda que mi corazón grita cuando la estructura tiembla.

Urano parece que le quita importancia a lo material, pero en realidad no es así. Refresca y cambia de sitio las cosas. Destruye en parte y renueva. Sin embargo, mi lado Tauro no mira eso con buenos ojos. Más quisiera quedarse quieto y con todo intacto. No sufrir drásticos cambios de casa o situaciones completamente extravagantes relacionadas con la economía. El toro que llevo dentro no quiere pasar por esas cosas. Se aferra con sus pezuñas a lo que ha construido. Lo imprevisto no le sienta nada bien.

Pero a Urano le importa un pepino lo que piense mi lado Tauro. El titán rabioso me mete otra carga de electricidad en el cuerpo. Entonces mi esqueleto se retuerce y mi propio cuerpo ya no es el mismo. Esta estructura orgánica cambia. El símbolo de todo lo que soy también parece tambalearse. Y el revolucionario Urano sigue dándome descargas eléctricas, como un psicópata. Por momentos le miro a los ojos que desorbitados recuerdan la genialidad de los locos. Algo en él parece creer que está haciendo lo correcto, aunque yo le vea como un chiflado.

Algo en Urano parece entender el problema de la materia. El titán revoltoso no intenta matar mi cuerpo, ni mis objetos valiosos. Solo quiere transformarlos, modificarlos atómicamente. Quiere que las cosas muten, para observar como mi lado Tauro resuelve el asunto. Quizá me invita a ser creativo o quizá me invita a enloquecer con el

No dejo de pensar en que Urano sabe lo que hace. Mi lado Tauro, material y orgánico juega con las nuevas reglas y acepta el cambio. Entonces el titán sonríe y aplaude. Hay un sentido para todo esto y él lo conoce perfectamente.


Nota



Urano ingresa en Tauro el día 15 de Mayo, pero será solo por unos meses ya que en Noviembre vuelve a Aries. Luego, en Marzo del 2019 vuelve a Tauro y ahí se tirará un buen rato. Para leer otros relatos y artículos relacionados, haz clic en el hashtag #astrología o visita la categoría de este blog con el mismo nombre del hashtag,


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot