TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

Post Top Ad

Your Ad Spot

1 de julio de 2016

Propuesta para calcular el tiempo en el Tarot || Plazos.



Para empezar, coincido totalmente con las personas que dicen que el tarot es un oráculo atemporal, algo evidente considerando que es solo una herramienta sin conciencia propia. Un conjunto de láminas de cartón que obtienen sentido y conciencia temporal gracias al tarotista que es quién canaliza la información de las cartas. Ahora bien, el cuestionamiento más lógico frente a este tema es el siguiente.


Si el tarot es una entidad sin conciencia propia ni capacidad de raciocinio individual. Que se comporta solo como un ordenador  que observa la realidad sin tiempo y que por tanto no me puede dar plazos ¿No se supone que es el tarotista el que me debe decir el tiempo ya que él es un ser humano con conciencia y capacidad de raciocinio que por tanto sí me puede hablar de plazos? 

Aquí llegamos a un punto de debate importante en el mundo del tarot y es por eso mismo que he querido compartir aquí mi análisis personal que si bien no pretende ser verdad absoluta si intenta aportar un poco más de claridad a un tema de por sí complejo y difícil de coger.

ANÁLISIS

El tarotista sí puede indicar tiempo pero es importante recordar que él es un ser humano que tiene su propia percepción del tiempo, por tanto podrá describir lo que observa o percibe siempre condicionado por una escala de medición personal. Es decir, podrá hablar de corto o largo plazo, de seis i doce meses dependiendo de lo que él considere corto, mediano o largo plazo. 

Ejemplo:

Un consultante pregunta ¿Cuándo volveré a ver a mi ex? 

El tarotista revisa las cartas y percibe que es un tema de corto plazo y aplicando su propio patrón de medición define que corto plazo equivale a tres meses, comunicándoselo al consultante que se queda de piedra porque para él tres meses es largo plazo. Entonces el consultante agoniza porque piensa que pasará una eternidad pero al mes vuelve a ver a su ex y piensa: el tarotista no ha sido preciso, me dijo que ella volvería en tres meses y lo ha hecho en un mes. 

Explicación:

El tarotista sí vio el corto plazo pero definió la cantidad de tiempo no pensando en la percepción temporal del consultante (menos de tres meses) sino en su propia percepción (corto plazo = tres meses) . En rigor, tanto tarotista como consultante han confirmado que el tema se ha resuelto en corto plazo pero han sido los números los que no han cuadrado producto de esta disparidad en la percepción del tiempo de cada uno.

EXPERIENCIA PERSONAL

Me he encontrado con consultantes que consideran seis meses largo plazo especialmente si se trata de una reconciliación amorosa pero para mi seis meses es corto plazo. También me he encontrado con personas que consideran un mes como largo plazo y ya verás lo que es para mi eso si seis meses se me hacen cortos. Entonces al ver esta disparidad en la percepción del tiempo en las personas opté por que fueran los propios consultantes quienes asignaran su propia escala de tiempo en las preguntas para así evitar los malentendidos y problemas que se generan por dejar en manos de otros la definición del tiempo y también porque la percepción del tiempo que tiene cada persona puede variar según su propia experiencia, paciencia y personalidad.

Cuando el consultante define su propio tiempo y lo integra en la pregunta el tarotista está totalmente capacitado para observar la tendencia energética para el tramo de tiempo indicado. Es decir, podrá ver con total claridad y de acuerdo a la luminosidad u oscuridad de las cartas si lo que se pregunta tiene buena o mala pinta para el consultante en el tramo de tiempo que él ha elegido revisar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot